Home Artículos Medicina y Farmacología ¿Ketamina Hoy, MDMA Mañana?

¿Ketamina Hoy, MDMA Mañana?

0

Hay mucho que aprender sobre la seguridad psicodélica a partir de cómo actualmente administramos la ketamina

por Steven Radowitz

Como médico licenciado por la DEA que ha administrado ketamina casi 10,000 veces a personas con condiciones de salud mental, mi equipo y yo recibimos frecuentemente preguntas sobre cómo se compara la ketamina con la metilendioximetanfetamina (MDMA) y otras terapias psicodélicas para el trastorno de estrés postraumático (TEPT). En los últimos años, ha habido un gran impulso y entusiasmo por terapias emergentes como el MDMA para el TEPT. Pero una reunión de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recientemente generó nuevas incertidumbres para el campo, ya que los asesores independientes no regulatorios emitieron un voto decisivo de “no” sobre la seguridad y eficacia de la terapia con MDMA.

Estos resultados sorprendieron a muchos, dado los sólidos datos sobre el MDMA publicados en múltiples estudios en la prestigiosa revista científica Nature. Mientras tanto, Australia ha autorizado recientemente el MDMA y la psilocibina como medicamentos, y en Suiza, el MDMA y la psilocibina han sido prescribibles por médicos registrados durante más de 10 años. Claramente, hay razones para creer que el MDMA y otros psicodélicos muestran una gran promesa para las personas que buscan nuevas opciones.

Muchos de los problemas de los asesores de la FDA tenían más que ver con cómo diseñamos ensayos clínicos para estas sustancias complicadas que con la terapia en sí; es difícil “cegar” un estudio cuando el agente en investigación produce efectos tan distintivos. En última instancia, la FDA aún puede aprobar el MDMA tan pronto como en agosto. La situación no es inédita; en un tercio de los casos en que los asesores de la FDA votan no, el agente es aprobado para su uso de todos modos.

Dada la reciente incertidumbre sobre el destino del MDMA, es una pregunta con un impacto significativo; en la crisis de salud mental actual, casi uno de cada diez estadounidenses sufrirá de TEPT, y las opciones de tratamiento existentes son ineficaces para aproximadamente el 50% de las personas. Si bien no existe una solución única que sea adecuada para todos, debemos educar al público en previsión de nuevas aprobaciones, al tiempo que prestamos mucha atención a las opciones ya accesibles hoy.

Como cofundador y director médico de Nushama Psychedelic Wellness, un centro que ahora es el mayor proveedor de terapia intravenosa con ketamina en persona en la ciudad de Nueva York, estoy feliz de compartir lo que mi equipo y yo hemos aprendido sobre la terapia con ketamina para el TEPT.

Eficacia: Ketamina vs. MDMA

Recientemente, documentamos resultados sólidos utilizando ketamina intravenosa para el TEPT, por lo que nos inspiramos para publicar nuestros datos, actualmente en la etapa de preimpresión mientras se somete a revisión por pares. Esto es lo que aprendimos:

  • El mayor estudio de resultados del mundo real sobre la ketamina intravenosa para el TEPT resistente al tratamiento mostró reducciones de síntomas grandes y duraderas.
  • De 117 participantes que recibieron ketamina intravenosa para el TEPT, 88 (75.21%) mostraron mejoras clínicamente significativas en las medidas de síntomas, y 72 (61.54%) sugirieron remisión de los síntomas.
  • Estos resultados están a la par con el MDMA y las terapias emergentes para el TEPT, y superan ampliamente los resultados vistos con los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) estándar y la terapia conversacional.
  • La terapia con ketamina ofrece una flexibilidad y seguridad únicas para las personas que toman otros medicamentos psiquiátricos.
  • Los beneficios a largo plazo para la salud mental no provienen solo de los psicodélicos; son más efectivos en combinación con un marco de terapia psicodélica.

En este estudio, los individuos recibieron terapia asistida con ketamina en un entorno altamente de apoyo, con un enfoque de terapia psicodélica: inmersión sensorial con música y antifaces (para facilitar la experiencia interior), establecimiento de intenciones, terapia de preparación e integración, un equipo de cuidado de apoyo y dosis moderadamente altas.

El autor principal del estudio, Henry MacConnel, MSW, señala: “Estos resultados marcan un punto de inflexión, ya que muestran cómo un enfoque de terapia psicodélica del mundo real para la ketamina intravenosa puede mejorar sustancialmente los resultados del TEPT en comparación con investigaciones anteriores”.

Además, MacConnel compartió: “Estos datos nos permitieron mostrar por primera vez que los efectos del TEPT de la ketamina intravenosa fueron significativamente mayores en los participantes que recibieron psicoterapia continua”.

Ketamina Hoy

La ketamina intravenosa es un agente anestésico desarrollado a fines de la década de 1960 con un historial de seguridad de 50 años en entornos médicamente supervisados. La administración de ketamina generalmente no afecta la función respiratoria, cardíaca o los reflejos de deglución de una persona. Con los años, se descubrió que el medicamento era efectivo para los trastornos del estado de ánimo, especialmente los trastornos del estado de ánimo resistentes al tratamiento. La ketamina se usa más comúnmente en la sala de emergencias en niños como anestesia y se administra en dosis mucho más altas que en la terapia psicodélica.

La ketamina es un anestésico disociativo, aunque no en el sentido típico de la palabra; es más un disociativo del ego. Cuando se usa en dosis subanestésicas, la ketamina intravenosa nos permite alejarnos de nuestro sentido habitual del yo para ver y apreciar nuestras experiencias desde una perspectiva diferente.

A diferencia del MDMA, la ketamina no interfiere con los medicamentos psiquiátricos como los ISRS, que la gran mayoría de las personas que buscan tratamiento toman diariamente. Los ISRS pueden plantear complicaciones significativas cuando las personas intentan reducir el uso a largo plazo.

Si bien se sabe que la ketamina aumenta la presión arterial, examinamos a las personas con hipertensión, presión arterial alta no controlada y otras posibles contraindicaciones con una evaluación médica y psiquiátrica completa. En comparación, el MDMA es una droga estimulante que ejerce una mayor presión sobre el corazón; en entornos recreativos no supervisados, como clubes de baile calientes, el sobrecalentamiento puede, en raras ocasiones, ser letal. Además, como señalaron recientemente los asesores de la FDA, muchos pacientes con condiciones cardíacas aún pueden ser candidatos inadecuados para la terapia con MDMA, incluso en entornos clínicos monitoreados, debido a estos efectos estimulantes. En contraste, los efectos cardíacos más benignos de la ketamina podrían ser más seguros de tolerar.

¿MDMA Mañana?

Hay mucho que aprender sobre la seguridad psicodélica de cómo administramos la ketamina en un marco psicodélico seguro y médicamente supervisado. La ketamina ha sido investigada y utilizada extensamente en diversos entornos médicos, ofreciendo información valiosa sobre cómo podemos proporcionarla de manera segura como terapia. Aquí hay lecciones clave que pueden informar cómo se administra el MDMA:

  1. Entorno Clínico Estructurado. La terapia con ketamina se lleva a cabo en un entorno clínico controlado con supervisión médica. Esto asegura que las personas sean monitoreadas en todo momento, desde consultas médicas hasta el seguimiento posterior al tratamiento. La presencia de profesionales médicos capacitados ayuda a manejar las reacciones adversas de manera rápida y efectiva, asegurando la seguridad en todo momento. Este enfoque estructurado se puede aplicar a otros psicodélicos, incluido el MDMA, para proporcionar un alto nivel de seguridad y atención.
  2. Evaluación Médica y Psiquiátrica. Antes de comenzar la terapia con ketamina, los participantes se someten a una evaluación médica y psiquiátrica completa para determinar su elegibilidad para el tratamiento. Esto incluye la detección de contraindicaciones como la hipertensión no controlada o ciertas condiciones cardíacas. La implementación de rigurosos protocolos de detección para otros psicodélicos puede ayudar a identificar a las personas que pueden estar en mayor riesgo y asegurar que solo aquellos que se consideren seguros reciban tratamiento.
  3. Terapia de Preparación e Integración. La terapia con ketamina es más efectiva cuando se combina con preparación e integración terapéutica. El entorno de apoyo en nuestra clínica incluye sesiones de preparación, establecimiento de intenciones y terapia de integración, que ayudan a las personas a procesar y dar sentido a sus experiencias. Este enfoque holístico mejora los resultados terapéuticos, asegurando que las personas obtengan conclusiones clave para implementar en sus vidas diarias, y puede complementar el MDMA y otros tratamientos psicodélicos.
  4. Monitoreo y Manejo de Efectos Fisiológicos. Si bien la ketamina puede aumentar la presión arterial, este efecto está bien comprendido y puede manejarse mediante un monitoreo cuidadoso y una evaluación previa al tratamiento. Al comprender y anticipar los efectos fisiológicos de la ketamina, los clínicos pueden asegurar la seguridad durante todo el proceso de tratamiento. Este conocimiento es transferible a otros psicodélicos, donde el monitoreo cercano de los signos vitales y la preparación para manejar los posibles efectos secundarios pueden mejorar la seguridad de manera similar.
  5. Recolección Continua de Datos e Investigación. En Nushama, la recolección continua de datos y la investigación son vitales para refinar los protocolos de tratamiento y mejorar los resultados. Al igual que recopilamos datos sobre la ketamina intravenosa para el TEPT, documentando y analizando los resultados del mundo real, los clínicos pueden identificar las mejores prácticas para informar al campo más amplio de la terapia psicodélica. La recolección continua de datos para el MDMA y otros psicodélicos ayudará a construir una comprensión sólida de su potencial.

Costos y Barreras

Como con cualquier proceso terapéutico, una inversión de tiempo y dinero es a menudo inevitable. La ketamina está aprobada por la FDA para el dolor crónico y la anestesia, pero se prescribe fuera de indicación como tratamiento de salud mental. Dado el estatus de la ketamina como un medicamento genérico, el seguro no cubre comúnmente su uso fuera de indicación, a pesar de estar altamente establecido y basado en datos. Sin embargo, sigue creciendo el impulso para una cobertura de seguro más amplia. Además, el primo de la ketamina, la esketamina, distribuida como el aerosol nasal Spravato, es una opción valiosa para las personas que consideran cuando la cobertura de seguro es una prioridad. Recientemente comenzamos a ofrecer Spravato en persona en Nushama para aumentar el acceso a los beneficios terapéuticos de la ketamina.

Mientras tanto, revisores externos han comenzado a estimar el costo del tratamiento con MDMA. En el caso de aprobación, la cobertura de seguro seguirá siendo altamente limitada al principio y podría superar los $25,000 por un ciclo completo de tratamiento. Nos alienta que las personas puedan acceder a la ketamina a una fracción de ese costo, con muchas opciones de financiamiento y seguro para impulsar la asequibilidad.

En Conclusión

Como en un viaje psicodélico en sí, estamos en un camino hacia lo desconocido: aún está por verse si el MDMA se convertirá en una opción legal de terapia psicodélica en los Estados Unidos fuera de los ensayos clínicos. Mientras tanto, después de 50 años de investigación y más de 10,000 sesiones solo en nuestro centro, sabemos mucho sobre la promesa, la seguridad y la eficacia de la ketamina para el TEPT y muchas otras condiciones de salud mental.

Artículo original

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.

NO COMMENTS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil