Home Artículos Cultivo King Kong quiere su caramelo

King Kong quiere su caramelo

0

Autor: Green Born Identity – G.B.I. Traducción y edición: Pcgrower

Los criadores de Barney’s Farm reunieron a dos de las mejores y más buscadas genéticas de los últimos años para una nueva cepa de lo más extravagante en lo que a tricomas se refiere: Gorilla Glue #4; el poderoso Kong entre las variedades de cannabis estaba al acecho, engullendo el “súper caramelo” Zkittlez, que resultó ser un compañero de cría muy agradable y resistente a enfermedades, de modo que éste cócktel Californiano rápidamente dió sus frutos en los laboratorios de Barneys Farm de manera estable para gozo y disfrute de todos los cultivadores y fans del popular bando de semillas. Se trata de un megahíbrido con un ligero predominio de Indica (60%) y un elevado contenido de THC ( 24% aprox. ), lo que garantiza una fuerte psicoactividad y efectos medicinales (relax y alivio sistemático de los dolores son las palabras que mejor encaja aquí). Gorila Zkittlez posee la misma insana capa de resina que GG#4, un verdadero océano de tricomas que se derrama sobre las plantas. También impresiona a los cultivadores sus rendimientos superiores a la media: cosechas de hasta 500-750 grs.  los convierten en potenciales pesos pesados. Y todo ésto dentro de 8-9 semanas de floración – ¡éso sí que es competitividad! -. Las aptitudes exteriores de esta variedad también son sensacionales, con una altura aproximada de 1,7 metros, se espera que las plantas de Gorila Zkittlez al aire libre sean capaces de producir hasta 2,5 kilos cada una. Lo que; por supuesto, sólo es posible en un escenario exterior favorable con mucho sol y calor. Los monstruosos cogollos resultantes tienen una estructura perfectamente definida con una excelente resistencia al moho. Bajo luz natural, la madurez de la planta  para la cosecha se establece entre la primera y la segunda semana de octubre.

Estreno en la sala de cultivo: El doctor pone a prueba por primera vez la genética de Barney’s Farm

Nunca antes el doctor había testeado Barney’s Farm, pero echó un ojo a las variedades de su catálogo durante bastante tiempo  y su recién estrenada Gorilla Zkittlez le dió el incentivo definitivo para que finalmente tomara medidas al respecto.

 En 72 horas las dos semillas feminizadas sembradas empujaron sus cabezas a través de la superficie. Un exuberante y frondoso crecimiento se inició seguidamente, con hojas de color verde oscuro, inusualmente brillantes y de aspecto aceitoso. Las dos plantas pasaron tres semanas en la etapa vegetativa antes de que el doctor las desencadenara en la floración al cambiar el fotoperiodo. Presentaban un patrón de crecimiento que le recordaba más a una índica clásica de lo que él había esperado en vista de que sólo el 60% de esta especie. Era muy densa y robusta, con espacios internodales cortos, la planta rondaba los 25 – 27 cm de altura.

Las fuentes de resina empezaron a brotar súper temprano.

Después de entrar en la fase de floración, las dos plantas revelaron un fuerte instinto de estiramiento, los genes sativa de la Gorila Zkittlez obviamente se pusieron a trabajar. Las hojas recién formadas se volvieron más delgadas, manteniendo ése brillo aceitoso. Hablando de aceite – las fuentes de resina del Gorila Zkittlez empezaron a chisporrotear muy pronto, con los cálices y las hojas de las flores jóvenes mostrando un brillo blanco plateado a las 3,5 semanas después del cambio de ciclo lumínico. El doctor pensó entonces: “¡qué malvado! El gorila contenido en ésta cepa comienza a sudar ya, posiblemente batiendo récords. Lo que por supuesto aumenta la expectativa de que una carga útil de tricomas se acumule pronto. . . “ A las cuatro semanas y media de floración termina la elongación del tallo y de las ramas, dejando las dos plantas con alturas de unos 60 cm aproximadamente.

Dimensiones de rendimiento: de King Kong, gigantescas

La estructura de los cogollos era claramente indica-dominante; formando gruesos trozos bulbosos que al final, después de 58 y 60 días de floración (absolutamente a tiempo), se hinchaban duramente y se cubrían densamente con opulentas capas de resina, e incluso las hojas de los tonos más altos estaban adornadas con cristales por todas partes. Entusiasmado el doctor pensaba: “Los cogollos se han vuelto tan súper azucarados como esperaba, Gorilla Zkittlez está realmente empapada en grandes cantidades de “sudor de mono dulce”, ¡es un glorioso festival de resina! Pero ésta variedad también ha cumplido con su promesa de cantidad, de abajo hacia arriba, las dos plantas están provistas de verdaderos cogollos pesados. Ésta combinación de calidad y cantidad es absolutamente excepcional! Igualmente loable es la gran uniformidad de éstos dos ejemplares”. Su intenso olor era una inusual mezcla de notas de frutas tropicales dulces y toques de hachís negro picante, además de un toque de almizcle. Al final de su ciclo de vida, las dos plantas tenían una forma redonda y manejable con alturas de 60 y 67 cm respectivamente. El doctor gritó de alegría cuando tres semanas después puso en la balanza sus cogollos de Gorila Zkittlez, tan duros como el pecho de un gorila, con un mar de tricomas que lo cubría todo en la mesa. Debido a que el rendimiento de ambas plantas juntas ascendía a fenomenales 225 gramos . Dimensiones verdaderamente gigantescas de King Kong, más aún si se tiene en cuenta el tamaño pequeño de éstas plantas. Casi han producido el doble de gramos de lo que han medido en centímetros.  “Es realmente increíble” Puntualizó el doctor cuándo terminó de hacer balance de la cosecha.

Gorila Zkittlez vaporizada: “Como si King Kong hubiera reblandecido mi cabeza y mi cuerpo”

Cuando abrió una yema para su primera sesión de prueba de vaporizador, una sofisticada fragancia de dos fases se introdujo en sus fosas nasales: Primero olió un exótico dulzor afrutado que recuerda al mango y que después de un segundo dio paso a un persistente y pesado aroma a hachís. Vaporizando el cogollo en su vaporizador “Mighty” ésta inusual sucesión olfativa se repitió: cuándo el vapor pasó por su boca tenía un sabor dulce y afrutado, pero la impresión duradera volvió a ser picante y con un delicioso sabor a hachís. El doctor recibió tres golpes profundos antes de esperar a que el efecto se hiciera realidad. Después del segundo, sintió una ligera presión alrededor de los ojos y las sienes y una seria pesadez en los músculos surgiendo en lo más profundo de su interior, y después del tercero sintió como si King Kong se asomase a través del vapor y le agarrase con fuerza. “El gorila está flexionando sus músculos de THC, comenzando a ablandar mi cabeza y cuerpo”. Dos vapeadas más, y el doctor acabó como una gelatina tambaleante. . .  lo que significó una relajación mental y física total, muy disfrutada por él. Estiró las piernas en el sofá y escuchó un poco de música jazz suave. Bajo la influencia del Gorila Zkittlez se desarrolló una sensación de boca seca, pero una botella de zumo natural colocada en la mesa de al lado a modo de precaución le dio alivio instantáneo.

Ése efecto profundamente relajado continuó durante más de dos horas y lo hizo soñador, pero no somnoliento. “Éste mega híbrido ha cumplido todas sus promesas; ha demostrado ser un verdadero éxito en producción, rendimiento y resina, con una potencia y aroma asombrosos, además de un tiempo de floración moderado y un tamaño interior muy práctico: todo es perfecto con ésta variedad. ¡Un aplauso para ésta genética de la costa oeste de los EE. UU.!” Concluyó el doctor.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.

NO COMMENTS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil