Lo que comenzó siendo una sustancia de consumo para ocio y disfrute para ciertos usuarios que buscaban un rato de recreo, se ha acabado convirtiendo en una de las materias naturales más usadas a día de hoy, tanto dentro del sector de la belleza como del sector de la salud y el bienestar.

Estamos hablando de la marihuana o cannabis, una planta que lleva años estigmatizada por la sociedad, y que sin embargo, es una de las plantas que más beneficios aporta al buen funcionamiento de la salud integral de nuestro cuerpo.

Este hecho científicamente comprobado, ha dado lugar a abrir el veto que tenía dicha planta y, en consecuencia, hemos visto proliferar en el mercado multitud de productos cuyo componente estrella es el CBD.

El cannabis se compone de dos elementos: el THC (la sustancia psicoactiva), y el CBD (ingrediente no psicoactivo que se encuentra predominante dentro de la planta), y el cual es más que beneficioso para nuestra salud. Y aunque el consumo de productos que contienen CBD para el ser humano está altamente extendido, también hay otros miembros de la familia que son susceptibles a beneficiarse de esta sustancia, ya que comparten con nosotros el mismo sistema endocannabinoide: las mascotas.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Al igual que el sistema inmunitario o el sistema circulatorio, ambos bien conocidos, en el cuerpo de los mamíferos habita un sistema desconocido pero que juega un papel muy importante en nuestra salud física y mental, el endocannabinoide.

Te puede Interesar
La venta en estancos de componentes del cannabis genera intervenciones policiales y dudas judiciales

Este sistema funciona igual que el neurotransmisor, con la ventaja de que se ocupa tanto del cerebro, como en el resto del cuerpo. Interconectando mente y cuerpo para que ambos trabajen en sintonía, equilibrando todos los procesos metabólicos y funcionales.

En consecuencia, el CBD permite activar este sistema con efectos terapéuticos en los usuarios que consumen esta sustancia.

Ventajas y beneficios del consumo de CBD en las mascotas

Y aunque anteriormente ya se mencionó que con los mamíferos compartimos el mismo sistema endocannabinoide, y por ende, tenemos las mismas ventajas y beneficios  al  consumir estos productos que contienen CBD, tanto humanos como  animales, en la actualidad solo se comercializa estos productos destinados a las “mascotas caseras”.

El CBD para perros actúa igual que los aceites destinados para el ser humano, ya que en esencia sus componentes son los mismos, sino que en fórmulas más acordes a su estructura, genética y composición. Además, con el uso de este producto 100% natural estaremos evitando tratar a las mascotas con sustancias químicas, las cuales siempre acarrean diversos y complejos efectos secundarios para la salud.

Así vamos a poder ver cómo son múltiples los usos del aceite de CBD, y cómo puede ayudar su consumo continuado a la mejora de ciertas patologías que puedan sufrir o llegar a padecer nuestro mejor amigo. Entre otras, podremos tratar problemas de epilepsia; mitiga el dolor de las inflamaciones, por causas como la artritis, los traumatismos o por causas de movilidad en general; alivio de las náuseas derivadas de otras patologías o enfermedades crónicas; como alternativa a los medicamentos tradicionales; y por último, y casi de las más importantes, para mejorar el bienestar mental de nuestra mascota y paliar procesos de estrés, derivados por cambios de rutina, ansiedad por separación, o por agentes externos como los fuegos artificiales o las tormentas, entre otras.

Te puede Interesar
Unas 300 familias dan cannabis a hijos enfermos al margen de la ley

El CBD funciona, y qué mejor que probar y tratar con algo efectivo y natural para mejorar no solo la salud, sino la calidad de vida de los más peludos de la casa.