Una vez más la Guardia Civil vulnera los derechos de un empresario que sostiene una actividad totalmente legal en Europa.

Francisco Gómez, gerente de la empresa E-Canna Farming, con sede en Quatretonda, ha sido detenido por la Guardia Civil este miércoles, acusado de un delito contra la Salud Pública. Además los agentes, una quincena, han procedido a precintar la nave en la que seguía operando en el procesamiento de flor de cáñamo.

Cabe recordar, que ya se precintó una primera nave a principios de mes en lo que la Benemérita denominó la mayor incautación de marihuana, con 30 toneladas. Francisco fue detenido entonces y declaró en el juzgado de Almagro, Ciudad Real, dado que el cultivo pertenecía a uno de sus clientes. La titular del juzgado, tras su declaración, lo puso en libertad sin prohibirle continuar con la actividad, cosa que hizo.

La jueza ha ordenado ahora intervenir la nave donde se mantenía la producción, de ahí el despliegue policial que se ha podido ver esta mañana en el polígono industrial donde se ubicaba.

Según informa el abogado de Francisco, José Sánchez Conejo, la Guardia Civil le ha denegado su derecho a acogerse al Habeas Corpus, por lo que han interpuesto la denuncia correspondiente ante el juzgado de Guardia de Xàtiva, al considera que han vulnerado sus derechos fundamentales.

Considera que la detención es ilegal porque en el Auto de intervención solo se autoriza la entrada y registro, pero no la detención. Además, se insiste en que debe de ser la jueza de Almagro, que inició el caso, la que tiene competencia y no el juzgado de Xàtiva.

«Lo nuestro no es droga»Es por ello que el abogado presentará escrito solicitando la inhibición. «No he visto en todos los años de mi ejercicio profesional que se le niegue a un detenido su derecho de Habeas Corpus», asegura e indica que, en todo caso, Francisco se acogerá a su derecho a no declarar.

Considera que esta nueva detención se debe a la exposición mediática de su cliente manifestando que en la nave en la que continuaba operando tenía otras 30 toneladas más de flor de cáñamo. «Un producto que es totalmente legal porque la misma Guardia Civil tiene la documentación con la analítica que indica que el índice de psicoactividad está por debajo del 1», apunta. Algo que en todo momento defendió Francisco.

Cabe recordar que la operación la inició la Guardia Civil de Toledo, que informó del hallazgo del que considera el mayor alijo de marihuana del mundo, ha estimado en 180 millones de euros el valor de las más de 30 toneladas de cogollos confiscadas en la nave de la empresa de Quatretonda.

Francisco Gómez, muestra el producto que procesan en la nave que ahora ha sido precintada. / DAmian Torres

Según la Benemérita, la empresa E-Canna Farming se encargaba de adquirir plantas ya secas con los cogollos y las almacenaban en dos naves y desde allí procesaba el género envasándolos al vacío en diferentes formatos para enviarlos tanto a puntos de España como del extranjero.

El empresario ya defendió en LAS PROVINCIAS la legalidad de su actividad con toda la documentación de permisos y trazabilidad de los productos que adquiría.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.