El interés por el cannabidiol, más comúnmente conocido como CBD, se ha disparado en España en los últimos años.

Los beneficios terapéuticos y para la salud del CBD, componente no psicoactivo que se encuentra tanto en plantas de cannabis como de cáñamo, han generado una gran expectación en la sociedad. A día de hoy, los productos de CBD, especialmente el aceite de CBD, han penetrado en la conciencia de los consumidores, y están presentes en diferentes sectores (cosmética, alimentación, textil…). Cada vez más tiendas, principalmente tiendas online, venden producto que contienen cannabidiol, como se puede comprobar en la guía MiisterCBD/es/, web con referencias a tiendas online especializadas en productos elaborados a base de CBD.

En 2019, las ventas de CBD en Europa alcanzaron los 342 millones de euros, con un crecimiento del 26% respecto a 2018, según los datos del informe European CBD – April 2020 Report publicado por Brightfield Group, consultora especializada en el sector del CBD.  El mercado europeo de CBD está liderado por Alemania y Reino Unido, con Suiza y Austria siguiendo muy de cerca. España se sitúa detrás de estos cuatro países, con un total de 21 millones de euros en 2019. La consultora estadounidense señala que España es un motor de crecimiento clave en el mercado europeo de CBD, debido a que está construyendo y mejorando las regulaciones que rodean la calidad del producto, aumentando la confianza del consumidor.

Te puede Interesar
California permitiría que alumnos consuman marihuana medicinal en la escuela

El Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) estima que unas 300.000 personas en España consumen cannabis con fines medicinales o terapéuticos, mientras que 4 millones lo consumen para uso recreativo. De esta forma, el potencial de crecimiento del mercado español de CBD es muy grande, especialmente a medida que vaya adquiriendo popularidad y se defina un marco legal. Sin ir más lejos, un estudio publicado por la consultora estadounidense Prohibition Partners señala que el negocio del cannabis medicinal en España podría llegar a los 3.000 millones de euros en 2028.

Hoy en día, el CBD solo se puede utilizar como producto cosmético o industrial, pero no se puede comercializar para consumo humano en España. A pesar de ello, algunos productos gozan de cada vez mayor aceptación y los expertos predicen que la industria del CBD será una de las más rentables en los próximos años. No es de extrañar que la superficie dedicada al cultivo del cáñamo industrial se haya multiplicado por ocho en los últimos cinco años, pasando de 61 hectáreas en 2016 a 510 hectáreas en 2020, según los datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

El ejemplo de los países de América

En 2013, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar en forma total el cannabis. Desde entonces, países como Colombia, Ecuador, Argentina, Chile, México, Puerto Rico, Perú, Estados Unidos, Canadá y Jamaica han legalizado el cannabis medicinal. Estos procesos de legalización para la industria del cannabis medicinal han tenido un impacto económico positivo en los países de América, principalmente en términos de generación de ingresos para el país. Por ejemplo, el Departamento de Hacienda de Puerto Rico señala que la industria puede generar hasta 100 millones de dólares anuales, como se recoge en este estudio (Análisis económico de la industria de cannabis medicinal en América). Esta cifra contrasta con los 21 millones de euros que generó la industria en España en 201