El mercado de cannabis mueve en el mundo un promedio de US$150.000 millones anuales y los expertos creen que habrá crecimiento

El cannabis ha dejado de ser solo una droga. En lo corrido de los últimos cinco años, varios países del mundo le han dado un espaldarazo al uso medicinal de la planta, autorizando su cultivo y distribución. Otros más osados, como Canadá, han modificado sus leyes para reglamentar y aprobar también el consumo de uso recreativo.

De acuerdo con las estimaciones de New Frontier Data, en su reporte Global Cannabis Report: 2020 Industry Outlook, se estima que el mercado global de cannabis, considerando tanto el regulado como el ilícito, tiene un valor de unos US$$344.000 millones. En el informe también se identificó que los cinco principales mercados regionales son Asia, con US$132.900 millones; Norteamérica, con US$85.600 millones; Europa, con US$ 68.500 millones; África, que asciende hasta US$37.300 millones y América Latina, con US$9.800 millones.

Sin embargo, en las proyecciones para el mercado legal de cannabis se estima que solo en este rubro se producen cerca de US$150.000 millones al año en todo el mundo. De acuerdo con los datos de Muisca Capital Group, el mercado tuvo una tendencia de crecimiento de entre US$45.000 millones y US$67.000 millones el año pasado, mientras que se proyecta que supere US$1.000 millones en beneficios económicos para 2024.

Ahora bien, la flexibilización de algunos países en materia de regulación para el uso médico y recreativo del cannabis ha hecho que la plata cobre gran popularidad y que se haya empezado a cotizar dentro de los mercados internacionales como un commodity o bien de consumo básico, es tanta la euforia que se esconde detrás de la legalización de la mata, que tan solo en los meses de enero y febrero de 2021 las acciones de Canopy Growth y Tilray, gigantes de la producción y comercialización de marihuana, tuvieron incrementos en su valor de mercado de hasta 170%, esto tras el anuncio de una posible legalización medicinal a nivel nacional en Estados Unidos.

Te puede Interesar
Guía Introductoria a los Estudios Clínicos con Cannabis

De acuerdo con Giadha Aguirre de Carcer, directora ejecutiva de New Frontier Data, la industria legal del cannabis se ha vuelto verdaderamente global. Incluso, frente a una prohibición generalizada, el consumo de cannabis crece y las actitudes y las percepciones desafiantes sobre el consumidor típico continúan cambiando.

Esta evolución social y cultural, según la experta fundadora de la agencia de datos, “ha creado un mercado global con un enorme potencial para las partes interesadas en docenas de sectores más allá de los tradicionales de producción de plantas”.

Uno de ellos es Canadá, que es el único país de la región y uno de los seis en el mundo que ha legalizado todos los usos de la planta. Allí, la industria de la marihuana, hasta el primer trimestre de 2020, tenía un valor de US$5.500 millones, que representan 0,3% del PIB del país.

Otro de los países que también apuesta en este tablero es Estados Unidos, luego de que la Cámara de Representantes diera la aprobación al proyecto de ley que regulaba la venta de la mata en algunos estados del país, el cannabis se volvió legal para los adultos en 15 estados y en el Distrito de Columbia, mientras que 36 estados permiten alguna forma de comercialización para uso estrictamente medicinal.

Por otro lado, Italia es uno de los pocos países de Europa que permiten la venta legal de marihuana y la distribución para tratamientos médicos.

Te puede Interesar
El mayor mercado comunitario de cannabis en Israel aceptará pagos de Bitcoin

Allí, la venta de la llamada ‘marihuana ligera’ está regulada por una ley que estipula que los productos a base de hoja de cannabis deben permanecer entre 0,2% y 0,6% de THC, es decir, el compuesto psicoactivo de la planta. Gracias a esta regulación, los cultivos legales, hasta finales de 2019, ascendían a 4.000 hectáreas y el mercado de la planta representó un volumen anual de US$47,8 millones.

Ahora bien, en Alemania, la situación es completamente diferente. Este país aparte de tener la economía más grande de Europa, también se encarga de financiar directamente la producción de cannabis medicinal en el territorio.

Alemania también autorizó una ley que obliga al sistema de salud a que al menos cinco onzas del suministro de medicamentos de todos los pacientes cada mes estén basadas en cannabis. Hasta 2019, este mercado representaba US$87,2 millones a la economía nacional.

En el lado sur del continente, solo Uruguay ha legalizado completamente el uso, la producción y distribución de marihuana medicinal y recreativa. Allí, la legalización de la mata, según las estimaciones del gobierno local, desde 2013, le ha quitado cerca de US$22 millones al negocio del narcotráfico, lo que le ha valido al país un ingreso de US$45,5 millones por un mercado de 40 toneladas anuales.

En Colombia, pese a que se reguló el uso de cannabis medicinal desde 2017, el mercado aún no es representativo. En este sentido, Lucas Nosiglia, presidente de Avicanna Latam, dijo que la idea de este año es impulsar el uso del cannabis como opción médica para el manejo del dolor crónico.

Fuente