TÍTULO: La brújula del zen.
AUTOR: Seung Shan
COMPILACIÓN DE TEXTOS: Hyon Gak Sunim
PREFACIO: Maha Ghosananda
PRÓLOGO: Stephen Mitchell
TRADUCCIÓN: Fernando Pardo
PRECIO: 24,00 euros
PÁGINAS: 414
COLECCIÓN: Sabiduría interior
TAMAÑO: 17 x 24 cm
PRIMERA EDICIÓN: 2002
ISBN: 84-87403-58-1

Seung Shan fue un maestro zen -falleció hace pocos años- que vivió desde los años setenta (S. XX) hasta que murió en EE.UU. Aunque quizás pasó más tiempo viajando de un lugar del mundo a otro, principalmente Corea, Japón, Europa… En este libro Seung Shan se adentra en la gran labor de comprender y explicarnos el significado de las diversas escuelas y sistemas budistas. Desde el llamado Hinayana al llamado Mahayana, para acabar en la tradición budista zen. El libro es resultado de la compilación de numerosas charlas del maestro zen realizada por Hyon Gak Sunim. Con cierto humor, tan ligado al zen, Seung Shan expone el propósito, las divisiones y la estructura del budismo.

Durante cuatro capítulos nos habla de “La Visión profunda en la impermanencia”, del “no-ser”, de “Las Cuatro nobles verdades”, “las clases de prácticas”… Nos habla del “Sutra del diamante”, del “Sutra del loto”, del “Karma”, de las “Clases de meditación”, del “no-ápego al lenguaje”, de “Koangs”… y acaba, en su “Conclusión” de cinco páginas con “solo no sé”. ¡Zen!

“La mayoría de personas que acuden al templo o a la iglesia rezan por algo. Van para satisfacer un deseo en lugar de para saber cuál es su naturaleza y la de este mundo. Desean fama, dinero, hijos, o un amante mejor, casa, trabajo… Pero, en realidad, nadie puede conseguir estas cosas con ninguna clase de rezo; el universo no funciona de este modo.” Este parece ser el interés del maestro zen, empujarnos con buenos modos, o no, hacia reconocer nuestra verdadera naturaleza y así vivir sin demasiados estorbos. Una vida lo más plena posible al son del universo.

Este maestro zen, coreano de nacimiento, que tenía una sonrisa picarona y se te acercaba al hablar como para escuchar sin perder detalle, fue el aglutinante que de forma algo pintoresca propició el proyecto de La Liebre de Marzo. Fundamos la editorial tras haber coincidido, por diferentes motivos, en varios retiros de meditación zen dirigidos por Seung Shan. Este llegó por primera vez a España invitado por Enric Mus y otros jóvenes, entonces, de Mallorca. Fernando Pardo acudió a lo que por la isla se cocía en el entorno zen. Servidor les maquetó, tiempo después, un folleto díptico que anunciaba un retiro zen en toda regla con un maestro vivo en Ahaba, una comunidad cerca de Girona, pura montaña. El resto, es nuestra historia.

En España existen dos colectivos dentro de la escuela zen coreana Kwan Um fundada por Seung Shan, uno en Mallorca y otro en Cataluña. Quien quiera información sobre esto, puede consultar en: http://www.kwanumeurope.org/barcelona/ y en: http://www.mallorcaweb.net/zen/

“Nuestra mente es clara como un espejo: si aparece una montaña frente al espejo, sólo hay una montaña; aparece el agua, y sólo hay agua; aparece el rojo, rojo; aparece el blanco, blanco. El cielo es azul. El árbol es verde. Un perro ladra: -Guau- -guau- El azúcar es dulce. Todo lo que vemos, oímos, olemos, gustamos, tocamos y pensamos es la verdad, tal cual.”

Desde la madriguera de la liebre,

Xavier Vidal