El antagonista de los receptores CB1 rimonabant se comportó como neuroprotector en un modelo de rata de la enfermedad de Parkinson. Los resultados «sugieren que las células gliales podrían estar involucrados en este efecto protector», afirman los autores. Las células gliales son las que proveen apoyo y protección a las células nerviosas del cerebro y el sistema nervioso periférico.

Laboratorio de Neuroquímica Funcional, Instituto Nacional de Neurología C. Mondino, Pavia, Italia.
Cerri S, et al. J Neuropathol Exp Neurol. 2014 Apr 4. [en imprenta]

Fuente