La medicina ayurvédica atribuye a la marihuana la capacidad de agilizar la mente, prolongar la vida, mejorar el juicio, bajar la fiebre, inducir el sueño, curar la disentería, mejorar la digestión, afinar la voz y controlar la caspa.

Por Andrea Midlin

¿Qué produce mayor placer y erotismo que tocar una piel tersa, suave y sedosa?

El cuidado de la piel ha sido el develo de mujeres y compañías cosméticas, que ni cortas ni perezosas gastan fortunas en desarrollos de nuevos productos para retardar las tan temidas arrugas. Pero con lo que no contó la devoradora industria de la belleza, es con la sabia naturaleza. La sabiduría del cuerpo no deja nada librado al azar, y menos aún cuando se trata del cuidado y preservación del órgano más extenso del cuerpo.

En primer lugar, la piel tiene receptores de los llamados endocannabinodes (cannabinoides que el mismo cerebro sintetiza), cuya acción sobre la dermis es combatir el acné y retardar la aparición de arrugas.

En segundo lugar, el estado de la piel se regula y mantiene con dietas equilibradas, mucho consumo de agua y un estilo de vida lo más alejado posible del estrés. Los hindúes han sido unos verdaderos sacerdotes en estos hábitos tan saludables. Ellos han creado costumbres plenamente orientadas a lograr una vida sin enfermedades. El mejor ejemplo de esto es la medicina ayurvédica.

El termino ayurveda viene de dos palabras hindúes, “ayur” o vida  y “veda” o conocimiento, entonces ayurveda se describe así como “el conocimiento de cómo vivir”.

El ayurveda no sólo es una buena guía de cómo cuidar la salud, sino de cómo vivir para tener una buena salud, donde se enfatiza el hecho que la buena salud es una responsabilidad individual.

Caucasian woman having Ayurveda shirodhara treatment in India
Caucasian woman having Ayurveda shirodhara treatment in India

Para la filosofía ayurvédica, así como para la medicina china o para algunas tribus de América del Sur, como los Mapuches (sur de Argentina) la enfermedad esta vista como una pérdida del balance, del equilibrio que debe existir entre lo orgánico y lo psíquico, para explicarlo de un modo occidental.

Yendo un poco más lejos aún, la concepción de salud, para los mapuches, no sólo puede provenir de un desequilibrio entre el mundo psíquico y orgánico, sino también en relación a los otros seres humanos de su comunidad.

Los Mapuches consideran que si alguno de su comunidad tiene un objeto que los demás convivientes no puede obtener, este solo hecho puede provocar un desarreglo orgánico en el poseedor favorecido.

la piel tiene receptores de endocannabinodes, cuya acción sobre la dermis es combatir el acné y retardar la aparición de arrugas

De un modo similar se considera la belleza, la misma es el resultado de un bienestar psíquico y físico, que se manifiesta exteriormente. Como no puede ser de otra forma, lo hace por medio del órgano más extenso del cuerpo humano, quien delata todo malestar interno.

Tener una piel lozana, tersa y suave, para la medicina ayurvédica, va a ser el producto de una buena alimentación, de masajes terapéuticos y tener un buen equilibrio físico-psíquico.

 

Dime qué comes y te diré cómo eres

Estos sistemas de energía o metabólicos que el ayurveda llama doshas, son formas en que la energía actúa en una persona, dando una contextura física, una forma de digestión, de circulación, etc.:

Prana o aliento de vida, agni o “el espíritu de luz /fuego” y soma, manifestación de armonía y amor.

Estos doshas o tipos energéticos cuando se combinan con los cinco elementos de la naturaleza: agua, aire, tierra, fuego y éter, van a dar los tres tipos de humor: vatta, pitta y kappa.

Los individuos son preponderantemente de un tipo de humor en particular, un desbalance entre estos tres tipos de humor, son lo que para la medicina ayurvédica provoca la enfermedad.

Hay una correlación física y de carácter para cada uno de estos tres tipos.

  • Vatta: es el que provoca el movimiento. Habitualmente corresponde a personas delgadas, de cabellos lacios o poco enrulados. Tienen tendencia a la ansiedad, al nerviosismo, con problemas de piel y de digestión, especialmente intestinales.
  • Pitta: robustos, rubicundos, musculosos, más relacionados con enfermedades cardiacas, úlceras y «todas aquellas que revelan un problema en el manejo del poder».
  • Kappa: tendencia a la obesidad y sobrepeso, en apariencia tranquilos, pasivos, lentos. Sus enfermedades son las metabólicas y endocrinológicas, asma, etc.
Herbs and spice on board
Photo by Chinh Le Duc on Unsplash

Así como en los escritos de Maimónides (médico, rabino y teólogo judío.1135, Córdoba, España) una correcta digestión es esencial para una vida plena, concepto que comparte con el ayurveda, donde el desbalance de los humores se va a producir por una digestión incorrecta.

Te puede Interesar
Dime qué comes y te diré quién eres

Por lo que, una correcta alimentación (sana, natural y fundamentalmente basada en vegetales y frutas) supondrá algo fundamental para vivir saludablemente.

Somos pura energía que hay que hacer circular

Para la medicina ayurvédica los masajes son fundamentales. Son los que van hacer que la energía circule libremente, y de esto se trata estar saludable.

En la medicina occidental, los masajes funcionan también como preventivos por el simple hecho de ser muy gratificantes. Los resultados van a ser:

  • Revertir y prevenir el envejecimiento (aumenta la elasticidad y suavidad de la piel).
  • Remover la fatiga y el estrés.
  • Prevenir y controlar los desórdenes del sistema nervioso.
  • Nutrir y tonificar el cuerpo.
  • Crear un balance electroquímico.
  • Estimular la producción de anticuerpos.
  • Tratamiento para el insomnio.

A diferencia de lo que ocurre con la aplicación de los masajes más comunes (técnicas occidentales dentro de su cosmovisión) los masajes ayurvédicos se utilizan para fortalecer o activar los centros de energía corporales denominados chakras, cada uno de ellos está relacionado con un órgano o glándula corporal.

Ahora son siete

Los chakras son puntos energéticos localizados hipotéticamente en el cuerpo.

Son  siete y están ubicados desde el ano, a lo largo de toda la toda la columna vertebral, hasta el séptimo chakra, ubicado en la parte más alta de la cabeza.

Para la filosofía ayurvédica, los chakras son como válvulas que se abren o cierran dependiendo del estado psíquico y emocional. Consecuentemente, una buena salud corporal requiere que todos los chakras estén abiertos. Cuando alguno de los chakras está cerrado, es cuando va a aparecer una dificultad emocional o física, ya que la energía de nuestro cuerpo no está fluyendo libremente.

Para cada chakra hay un aceite natural que va a ser el que mejor active su centro energético.

Aquí entra en acción nuestro nunca bien ponderado aceite de cannabis. Nuestro elixir oleoso va a energizar fundamentalmente el sexto y primer chakra, relacionados con el útero o la glándula prostática y con la percepción extrasensorial, respectivamente.

Entering Spring Spread
Photo by Chelsea shapouri on Unsplash

El sexto chakra, por su ubicación entre los dos ojos, se denomina “tercer ojo”. En la filosofía ayurvédica la idea es que se interconecte energéticamente el primer y el sexto chacra para lograr una harmonía sexual, mental y emocional. Esto se logra por medio del masaje, yoga, meditación y una correcta alimentación.

El aceite de sándalo y de helenio también energiza el sexto chacra, así como el aceite de haritaki (planta originaria del centro y norte de la India) lo va a ser con el primer chakra.

A cada cual lo suyo

Hay un aceite específico, un masaje en particular, para cada tipo de humor

Lo interesante de los masajes ayurvédicos es que no solo se usan distintos tipos de aceites según el humor sino que además las técnicas de los masajes también contemplan esta clasificación.

Por otra parte, se requiere de toda una preparación del ambiente. Se suelen usar almohadones de hierbas donde es factible utilizar hojas de cannabis, lavanda o eucalipto.

Para las persona vattas, generalmente de contextura delgada y frágil, los masajes nunca duran más de treinta minutos y la intensidad del calor es bastante elevada para esta contextura y además se utiliza gran cantidad de aceite. La presión sobre el cuerpo es muy delicada.

En el caso de los kapha (de estructura fuerte y grande) los masajes duran alrededor de una hora e incluso un poco más. La cantidad de aceite que se utiliza es mucha más que las anteriores y la presión o intensidad en que se realiza la terapia es profunda aún con la cantidad de aceite, el que se usa tibio.

Así como los humores se clasifican en tres tipos distintos, la piel también, ya que el tipo de humor está estrechamente relacionado con el tipo de dermis.

Para el cuidado de la piel también se practican masajes utilizando mezclas de aceites esenciales característicos, según  la clasificación ayurvédica de humores.

Para pieles vatta (personas con tendencia melancólica) la mezcla ideal es:

  • Aceite de palta.
  • Sésamo.
  • Aceite de flores de jazmín.
  • Aceite de Cannabis Sativa.
  • Aceite de almendras dulces.
  • Sándalo.

Para pieles pitta (personas del tipo coléricas):

  • Caléndula.
  • Aceites de flores de jazmín.
  • Aceite de girasol.
  • Aceite de aloe vera.
  • Aceite de coco.

Para pieles kapha (personas del tipo flemáticas):

  • Aceite de avellana.
  • Aceite de semillas de uva.
Te puede Interesar
¿Por qué al ser humano le atrae tanto el viaje psicodélico?
Las cinco acciones que rejuvenecen

Dentro de la medicina ayurvédica, existe cinco acciones panchakarma que van a desintoxicar, gracias a la eliminación de toxinas, y a equilibrar los tres doshas, activando el sistema linfático, el sistema inmunológico y equilibrando la mente, las emociones y el organismo.

Las acciones serían: alimentación adecuada, masajes según el dosha predominante, desintoxicación mediante manteca clarificada y administración de medicinas naturales (como el aceite de cannabis).

Lo interesante de estas terapias es que son indicadas según la persona. Son individuales y elegidas para cada cual.

La medicina alopática, con fármacos, no interfiere para nada con este tipo de tratamientos.

Aunque parezca magia, quienes se someten a estas terapias, que duran según el tiempo necesario para cada individuo, han manifestado que se ha sentido con un vigor y un semblante que los ha rejuvenecidos al menos diez años.

El secreto de esta terapia, básicamente, ha sido que ayuda a desintoxicar el organismo, librándolo de radicales libres, primer factor causante de las arrugas que evitan la producción de colágeno.

Dime qué piel tienes y te diré qué macerado usar

Los macerados de aceite son infusiones de hierbas en algún aceite, luego este macerado se aplica en el rostro, para cada tipo de piel habrá uno que la favorezca.

Para pieles grasas: conviene usar un aceite seco como avellana  o semilla de uva y a cualquiera de estos dos aceites macerarles lavanda, romero, salvia, tomillo y menta.

Para pieles normales: los aceites a usar preferentemente son oliva o girasol, y deben macerarse en pétalos de rosas, azahar, tilo y caléndula.

Para pieles secas: utilizar aceite de cannabis y macerarlo en manzanilla, albahaca, azahar y malva.

El macerado: el té de aceite

El macerado en frío es algo así como hacer un té de aceite: se utilizan las partes de la planta frescas. Se utiliza este tipo de macerado cuando se trabaja con flores, hojas o pétalos.

  • Poner en un recipiente, preferentemente oscuro, las partes de las plantas que se quiere macerar.
  • Cubrir en su totalidad la parte vegetal con el aceite a utilizar (girasol, maíz, cannabis, lino, etc.).
  • Dejar en un lugar al abrigo de la luz.
  • Se puede agregar al aceite Vitamina E, que actuará como antioxidante, o mejor aún, usar como aceite de maceración, aceite de cannabis, que contiene un alto porcentaje de vitamina E.

 El macerado en caliente

Se utiliza para las partes más resistentes de la planta, como por ejemplo, la raíz y las semillas.

  • Poner la parte de la planta en un recipiente oscuro y cubrirla totalmente con un aceite.
  • Cuidado con la elección del aceite, el más recomendable para una maceración en caliente es el de girasol, ya que tiene un alto punto de fusión y, al calentarlo, no se va a oxidar.
  • Poner a baño maría unos diez a quince minutos.
  • Dejar reposar el macerado de un día a cuatro semanas (dependerá de la especie herbácea).
  • Filtrar con un filtro de café y guardar en un recipiente opaco.

Para ambos macerados es muy importante que, al envasar, se le etiquete la fecha. Los aceites, en mayor o menor tiempo, se ponen rancios.

El aceite de semillas de cannabis tiene excelentes propiedades, pero es preferible guardar el macerado de este aceite en la puerta de la heladera, o envasar en varios frascos pequeños.

Hay conexión

 La medicina ayurvédica se dice que es una medicina holística, en esta filosofía de vida la armonía, la paz interior o la conexión con uno mismo son factores fundamentales para tener ausencia de enfermedades. La marihuana produce estados de mucha relajación, bienestar y comunicación con el propio mundo interior.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.