Por primera vez, una empresa alemana ha cosechado cannabis y lo ha distribuido a farmacias. En los próximos años se van a cultivar toneladas con fines medicinales en Alemania, pero sigue habiendo dudas.

Deutschland | Aphria Plantage für Cannabis-Heilpflanzen
La plantación de cannabis de Aphria en Neumünster

Los empleados de la plantación de cannabis de Neumünster debieron alegrarse. Después de todo, han recogido la primera cosecha de cannabis legal de la historia de Alemania. La empresa canadiense Aphria RX cultivó y cosechó casi 50 kilogramos de hierba en su plantación de alta seguridad de muros de hormigón. Las medidas de seguridad son masivas, porque el cannabis está incluido en la Ley de Estupefacientes.

Desde Neumünster, en el estado federado alemán de Schleswig-Holstein (norte), el producto llega ahora a las farmacias de toda Alemania y, desde allí, a las personas que consumen cannabis por razones médicas, por ejemplo, dolores intensos, espasticidad o pérdida de apetito. En los próximos doce meses, Aphria planea entregar una tonelada, dijo la compañía en respuesta escrita a DW.

Deutschland | Aphria Plantage für Cannabis-Heilpflanzen
Muchas empresas huelen un negocio millonario en el cannabis

Desde 2017, los médicos pueden recetar cannabis con fines medicinales. Para satisfacer la demanda, el Instituto Federal Alemán de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM por sus siglas en alemán) encargó a tres empresas el cultivo de cannabis. Además de Aphria, la empresa canadiense Aurora y la start-up alemana Demecan también se encuentran entre las elegidas.

Pero, hasta ahora, Aphria parece llevar la delantera. Aurora Cannabis está actualmente en proceso de importación de plantas desde Canadá, según dijeron a DW, «por lo que una estimación de la primera entrega no es posible.» En Demecan prevén terminar las instalaciones en el tercer trimestre de este año «y luego traer la primera cosecha lo antes posible».

Percances y retrasos

En realidad, las empresas debían entregar por primera vez a finales de 2020. Pero debido a los cuellos de botella en el suministro causados por la pandemia de coronavirus, tuvieron que reprogramar. La cosecha de 50 kilos de Aphria es más bien «simbólica», dice a DW el experto en cannabis Alfredo Pascual. «Con el cultivo en Alemania, hemos visto retrasos una y otra vez, y no tenemos ninguna certeza de la cantidad de cannabis que se cosechará y entregará en un futuro próximo», dijo Pascual, que analiza el sector de cannabis en la casa de inversión Seed Innovations. Lo que importa ahora, dijo, es lo que las empresas pueden ofrecer realmente.

El Estado también tiene parte de culpa en la lentitud del cultivo en Alemania. Porque la licitación, de la que Aphria, Aurora y Demecan estaban seguros desde abril de 2020, tuvo que volver a realizarse debido a errores formales, lo que molestó a los candidatos y al creciente número de pacientes.

La demanda sigue aumentando

«El hecho de que la gente esté ahora cosechando aquí es una buena señal. Esto hace que los médicos se involucren más en ello», afirma Jürgen Neumeyer, de la asociación del sector, en entrevista con DW. Aunque el cannabis sigue siendo un producto de nicho en la medicina, la demanda ha aumentado constantemente desde su legalización médica. Aunque no hay cifras de las compañías de seguros médicos, las dosis suministradas aumentan constantemente. Se calcula que actualmente hay hasta 90.000 personas en Alemania que consumen cannabis con fines médicos.

Se habían producido desabastecimientos recurrentes ya desde su aprobación médica en 2017. «No veo que el cultivo doméstico pueda resolver la escasez», dice Neumeyer. Sin embargo, parte de la base de que la necesidad de las importaciones seguirá aumentando. Así lo demuestran también las cifras.

Según un informe, en 2020 se importaron poco menos de diez toneladas de cannabis, un buen tercio más que el año anterior. Según el pliego de condiciones, las tres empresas asignadas por el Estado pueden recoger 2,6 toneladas al año. Pero se les podría ordenar que añadieran más bajo ciertas condiciones.

Infografik Cannabis weltweit rechtliche Lage ES

Movimiento en el mercado de cannabis

Si un día las empresas cumplen con las cosechas acordadas por contrato, esto podría tener un impacto en el mercado. Como el Estado es la autoridad contratante, también determina el precio de venta a las farmacias. El precio es de 4,3 euros por gramo, la mitad del precio actual. Stephan Kramer, director general de Heyday, importador de cannabis, cree que esto podría crear una presión sobre los precios, pero no una guerra de los mismos. «Los precios seguirán ajustándose a la baja en dirección a los siete euros durante los próximos doce o dieciocho meses», escribió Kramer al ser preguntado por DW.

El analista Pascual también ve una posible evolución del precio: «Si efectivamente una cuarta parte del mercado procede del cultivo alemán, eso ya es significativo». Sin embargo, la presión sobre los precios también se debe a que cada vez hay más empresas que importan a Alemania.

El cannabis producido en el extranjero es simplemente más barato, dice Kramer. Por eso, él y su empresa Heyday también confían en el cannabis medicinal de Portugal. Así que no está solo en esto: más sol para las plantas de cannabis, menores costos laborales y menores estándares de seguridad también están haciendo que otras empresas reconsideren.

Deutschland | Aphria Plantage für Cannabis-Heilpflanzen
Los requisitos de seguridad para el cultivo de cannabis en Alemania son elevados

«Mientras en Alemania el cannabis solo se pueda cultivar en búnkeres, hay países donde se puede hacer mucho más barato», dice Pascual, experto del sector. Tiene sentido tener una parte de la cadena de suministro en Alemania, pero aún así habría que centrarse más en la producción de extractos de cannabis, dice Pascual, cuya empresa invierte en extractos «hechos en Alemania».

Al final, son principalmente los pacientes los que podrían beneficiarse de una mayor competencia. Según una Caja de Salud, una terapia puede costar entre 200 y 2.200 euros al mes. Pero casi en el 40 por ciento de los casos, las solicitudes de reembolso de terapia con cannabis son rechazadas. Para los consumidores, un mayor movimiento en el mercado de cannabis podría ser particularmente valioso.

Fuente