¿Sabías que también producen THC en un laboratorio?

El cannabidiol (CBD), el compuesto no psicoactivo de la planta de cannabis y cáñamo, es más popular que nunca.

A diferencia del tetrahidrocannabinol psicoactivo (THC), el CBD proporciona una alternativa terapéutica para las personas que buscan alivio de la ansiedad, el insomnio, la depresión, el estrés y la inflamación sin drogarse. Es ampliamente utilizado en numerosos tipos diferentes de productos de bienestar que van desde aceites hasta tópicos, comestibles e incluso bebidas.

Según los datos de Statista, las ventas de productos de CBD alcanzaron alrededor de 5 mil millones de dólares estadounidenses en 2020. Mientras tanto, se espera que las ventas de CBD alcancen los 17 mil millones de dólares para 2025. Su informe también afirma que las vitaminas son el segmento más popular de productos de CBD en las tiendas de conveniencia de todo Estados Unidos, mientras que los bálsamos y lociones despertaron el mayor interés. A pesar de la popularidad del CBD, todavía continúa penetrando en el mercado estadounidense.

Dicho esto, cuando las personas compran CBD especialmente por primera vez, es importante conocer los tipos de ingredientes que está consumiendo. No todos los productos de CBD están hechos igual, por lo que si desea maximizar los efectos terapéuticos de este poderoso cannabinoide, el conocimiento es su mejor amigo.

CBD sintético

El CBD sintético se encuentra en algunos tipos de productos que existen.

Como su nombre indica, este tipo de CBD se sintetiza en un laboratorio. En la mayoría de los casos, pueden estar utilizando productos químicos peligrosos para producir CBD sintético como el bromuro o incluso el fluoruro. Si compras tu cannabis en las calles, en distribuidores ilegítimos y en el mercado negro, estos son lugares donde lo más probable es que te encuentres con CBD falso y sintético.

Además, el CBD sintético se considera un ingrediente farmacéutico activo (API), que está hecho para ser químicamente idéntico al CBD derivado del cáñamo, que es natural. Adopta una forma de polvo cristalino, similar a muchos aislados de CBD que se venden en el mercado, y a veces se agregan a los aceites portadores. Otros productos API son los medicamentos farmacéuticos, que están regulados y diseñados para ser estables para el consumo humano. Sin embargo, realmente no hay forma de saber si el CBD sintético que está consumiendo es seguro; es probable que tenga algunos efectos secundarios al igual que otros medicamentos farmacéuticos.

Ten cuidado con el CBD sintético; mejor aún, evítalo. Los cannabinoides sintéticos, incluido el CBD, pueden ser peligrosos y plantear graves riesgos para la salud, como el aumento de la frecuencia cardíaca, las convulsiones, los vómitos e incluso la muerte. Debido a que son más baratos de fabricar y los distribuidores y fabricantes maliciosos pueden ganar dinero rápido vendiendo CBD sintético, todavía hay una proliferación de estos por ahí, por lo que los consumidores tienen que tomar una decisión consciente y basada en datos. La FDA aún no ha creado regulaciones para supervisar la venta de productos de CBD, lo cual es peligroso.

Algunos estados prohíben la venta de CBD sintético, pero eso no ha impedido que los traficantes ilegales los vendan.

También hay algunas razones por las que las personas recurren a productos falsos de CBD: se venden a precios extremadamente bajos, promocionan grandes promesas de poder tratar todas las afecciones de salud y tienen afirmaciones de que no se pueden detectar en las pruebas de drogas. Si ha probado productos de CBD que cumplen con todas estas condiciones, es posible que haya sido engañado.

Natural CBD

Lo que quieres consumir es CBD natural derivado de la planta de cáñamo.

El CBD natural se fabrica a través de una variedad de procesos que involucran aceites y extracción de CO2, entre otros. Dependiendo del producto final deseado, el CBD puede procesarse aún más para dar como resultado CBD, cápsulas, tinturas, tópicos o comestibles de amplio o espectro completo. También hay cepas con alto contenido de CBD que los consumidores pueden fumar o vapear.

Aparte de los beneficios para la salud que mencionamos anteriormente, muchas personas consumen CBD como un medio para apoyar el bienestar general y la inmunidad. Se puede tomar en forma de cápsula al igual que el resto de sus vitaminas y suplementos diariamente, para dar un impulso a su sistema inmunológico, combatir la oxidación y la inflamación. El CBD auténtico y natural no solo es seguro de tomar todos los días, sino que también es la mejor manera de aprovechar al máximo sus beneficios terapéuticos.

Cómo notar la diferencia

La mejor manera de saber si el CBD que estás consumiendo es natural o sintético es leer las etiquetas.

Si bien hay algunos productos que indicarán abiertamente que están usando CBD sintético, la mayoría no lo hace. No es sorprendente que muchos fabricantes de CBD sintético intenten disfrazar su producto. Busque un Certificado de Análisis (COA), que es una prueba realizada por laboratorios independientes de terceros que verifican sus ingredientes y autenticidad. Muchas marcas de renombre muestran un COA en su producto, al que los consumidores pueden acceder simplemente escaneando el código QR con su teléfono inteligente. Algunos minoristas también muestran el COA en sus sitios web. También es bueno tener en cuenta que, dado que la FDA no regula los productos de CBD, la presencia de un COA es su mejor opción para determinar la autenticidad del producto.

También querrá investigar la marca o empresa que está vendiendo el producto antes de comprar. Además, echa un vistazo al perfil cannabinoide del producto de CBD. Un auténtico producto de CBD de espectro amplio o completo normalmente enumeraría otros cannabinoides en sus ingredientes, incluidos CBCCBN o CBDA.

Además, las compañías legítimas le proporcionarán información sobre el producto de CBD, como dónde se cultivó el cáñamo, y su sitio web puede brindarle detalles sobre la certificación, los procesos y los ingredientes utilizados para brindar tranquilidad a sus clientes. Cuando se trata de aceites de CBD, muchos de ellos usan un aceite portador que es aceptable, no necesariamente un ingrediente dudoso.

Conclusión
Esperamos que esta información te haya armado con el conocimiento que necesitas para comprar productos de CBD a conciencia. Recuerde, solo porque un producto se venda como CBD no significa que en realidad sea CBD real.