El CBG se encuentra en los productos a base de cáñamo o cannabis (Cannabis sativa) y posee potencial terapéutico. No es psicoativo como el THC y algunos efectos son similares al CBD. Puede servir para reducir el dolor y aumentar el apetito, entre otras muchas indicaciones

Las propiedades específicas del cáñamo (Cannabis sativa) se deben a unos compuestos denominados cannabinoides. Los más conocidos son el THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD, con efectos antiinflamatorios, analgésicos y tranquilizantes.

Sin embargo, otros cannabinoides menos populares también poseen propiedades interesantes. Uno de ellos es el CBG, cuyas características son similares a las del CBD. No es psicoactivo (no altera la percepción ni el pensamiento), sino que es antioxidante, antiinflamatorio, neuroprotector y analgésico.

¿Qué es el CBG?

CBG es la abreviatura de cannabigerol, uno de los más de 100 cannabinoides que se encuentran en las plantas de cáñamo o cannabis.

Las plantas jóvenes de cáñamo producen ácido cannabigerólico (CBGA). A medida que la planta madura, el CBGA se descompone en ácido cannabidiólico (CBDA) y ácido tetrahidrocannabinólico (THCA). Estos dos compuestos luego se convierten en CBD y THC. El CBGA sobrante se convierte en CBG.

Aunque el CBG se aisló por primera vez en 1964, el cannabinoide no recibió mucha atención, por lo que existen muy pocos estudios sobre este compuesto.

La investigación moderna se encuentra en etapas preclínicas, pero por lo que se sabe hasta ahora, el CBG puede tener varios efectos terapéuticos.

Es posible que el CBG resulte más analgésico incluso que el THC. El CBG puede interactuar con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide humano, que influyen en la inflamación, el dolor e incluso la sensibilidad al calor. El cannabinoide también puede tener cualidades antidepresivas, anticancerígenas y antibacterianas.

¿Qué es el CDB?

El CBD se encuentra naturalmente en las plantas de cáñamo o cannabis. El CBD se aisló por primera vez en la década de 1930, pero su estudio no se profundizó hasta la década de 1970, cuando los científicos determinaron que podría ser un anticonvulsivo eficaz.

A lo largo de los años, la investigación ha confirmado muchos de los beneficios terapéuticos que ofrece el CBD, incluidas las cualidades ansiolíticas, analgésicas, antináuseas y sedantes. El CBD también ha demostrado ser un tratamiento eficaz para algunas formas de epilepsia infantil.

Te puede Interesar
Más allá del THC y CBD: los otros componentes del cannabis

En los últimos años, el CBD se ha convertido en el cannabinoide más popular, no solo por los múltiples beneficios terapéuticos que ofrece, sino también porque no tiene propiedades psicoactivas. A diferencia del THC, el CBD ofrece alivio del dolor y otros beneficios sin riesgo de paranoia, ansiedad o deterioro de la función cognitiva.

Al igual que el CBG, el CBD interactúa con los receptores CB1 y CB2.

Diferencias entre CBG y CBD

Aunque ofrecen propiedades terapéuticas muy similares, el CBG y el CBD tienen algunas diferencias. Por ejemplo, los dos cannabinoides tienen estructuras moleculares diferentes. Esto significa que la disposición del carbono, hidrógeno y oxígeno es diferente. La estructura molecular afecta a la forma en que el cannabinoide se une a los receptores y también afecta a la biodisponibilidad.

El CBG y el CBD también son únicos en la forma en que activan los receptores. Un estudio analizó cómo el CBG y el CBD interactúan con el receptor de serotonina 5-HT1A. El CBG se comporta como un antagonista en ese receptor, donde el CBD tiene fuertes efectos contra las náuseas, lo que significa que actúa como un agonista.

Entonces, aunque los dos cannabinoides son similares, cuando se unen al mismo lugar, tienen efectos opuestos en este receptor específico.

El CBG y el CBD se diferencian en cómo actúan sobre el apetito. Un estudio realizado en ratas encontró que el CBG alentaba a los animales a comer el doble de su ingesta normal de alimentos. En cambio, un estudio realizado sobre el CBD encontró que el cannabinoide reduce significativamente la ingesta total de alimentos.

Beneficios terapéuticos del CBG en comparación con el CBD

No hay mucha investigación que haya profundizado en los efectos terapéuticos del CBG. Sin embargo, los estudios preclínicos ofrecen un poco de información sobre cómo el cannabinoide puede interactuar con el cuerpo. Al igual que el CBD, el CBG no tiene propiedades psicoactivas. En cambio, ofrece otros beneficios terapéuticos, que incluyen:

Te puede Interesar
El cannabigerol, eficaz contra infecciones bacterianas resistentes a antibióticos

La esperanza es que se realicen más estudios clínicos e investigaciones para que podamos comprender mejor los beneficios que ofrece el CBG. Por ahora la mayoría de los trabajos se han realizado con animales, por lo que son necesarios ensayos con humanos para comprender completamente cómo interactúan el CBG y el CBD en el cuerpo.

El CBD se encuentra en una situación similar, pero se han realizado muchos más estudios. La investigación ha encontrado que el CBD ofrece una serie de beneficios terapéuticos, que incluyen:

  • Alivio del dolor
  • Mejora del sueño
  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Propiedades neuroprotectoras

¿Qué productos contienen CBG?

El CBG se halla en mayor cantidad en las plantas que contienen menos CBD y THC. En productos comerciales (aceites, tinturas), se suele encontrar en combinación con el CBD.

Si se sufre una enfermedad o se está tomando medicación, no es recomendable tomar productos con CBG sin consejo médico.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.