Los agentes se han incautado de más de 2.500 plantas, armas blancas y 50.000 euros en metálico en cuatro operaciones

 

Policía Nacional y Guardia Civil han asestado un duro golpe al cultivo de marihuana en Málaga esta semana. Desde el lunes, los agentes han detenido a 36 personas (entre ellas, dos menores), de las que cinco han ingresado en prisión provisional. Los arrestos se han realizado en el marco de diferentes operaciones en las que también se han incautado más de 2.500 plantas, 4.000 maceteros y 11.000 kilogramos de tierra, además de casi 50.000 euros en metálico.

La última actuación ha sido anunciada este mismo viernes. En una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional denominada Edipo-Chabola se ha desarticulado una organización criminal dedicada al cultivo y elaboración de droga en el municipio de Alhaurín el Grande, ubicado en el interior de la provincia malagueña. Como resultado, 14 personas han sido detenidas, de las que cinco han ingresado en prisión provisional acusadas de los delitos de pertenencia a organización criminal, defraudación del fluido eléctrico y contra la salud publica. Durante los ocho registros domiciliarios realizados los agentes aprehendieron un millar de plantas de marihuana, ocho kilos de cogollos y más de 32.000 euros, además de una pistola detonadora, una balanza de precisión y seis vehículos.

Te puede Interesar
Liberan a fundador de Cirque de Soleil tras acusarlo de plantar marihuana

El miércoles era Marbella el foco de la actuación policial. Allí, la Policía Nacional desmanteló dos cultivos de interior con casi 1.500 plantas de marihuana en viviendas y trasteros de la barriada de Las Albarizas y detuvo a 14 personas —dos de ellas menores— por su presunta implicación en delitos contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico. Los agentes también intervinieron diversa maquinaria de iluminación y ventilación de los cultivos. En los registros realizados los agentes se incautaron de 13.550 euros en efectivo, 35 armas blancas, seis armas simuladas y 15 cartuchos de munición real, así como 30 gramos de cocaína y 40 gramos de heroína.

El martes, tres hombres de entre 24 y 38 años fueron detenidos como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas, daños y defraudación del fluido eléctrico. La operación partió del aviso de un inspector de la Policía Nacional fuera de servicio, que sorprendió a tres jóvenes saliendo de un chalet y sospechó que estaban cometiendo un robo. Sin embargo, tras identificarlos, con el apoyo de otras patrullas comprobó que en realidad lo que ocultaban era un cultivo de más de mil plantas de marihuana en el sótano de la vivienda, que tenían alquilada.

La dura semana contra el cultivo de marihuana comenzó en Alhaurín el Grande, donde se desarticuló un grupo dedicado al cultivo, distribución y venta de marihuana en una operación conjunta de Policía Nacional y Guardia Civil en la que fueron detenidas cinco personas. Los arrestados habían habilitado un antiguo vivero para el cultivo intensivo a gran escala. De hecho, los agentes destacaron su “perfecta organización”, con tareas repartidas para desarrollar su actividad ilícita. En los dos registros realizados los policías se incautaron de 20,9 kilos de marihuana, 31 plantas e intervinieron 4.000 maceteros, 11.000 kilos de tierra para cultivo, 3.000 euros en efectivo y una pistola simulada.

Fuente

Te puede Interesar
Sorprendido cuando cargaba en un coche 17 kilos de cogollos de marihuana