“Aunque los efectos secundarios son comunes, el autotratamiento con cannabis puede mejorar los síntomas en el dolor pélvico crónico”. Este es el resultado de una encuesta anónima y confidencial realizada por científicos de la Clínica Mayo en Jacksonville y Rochester, EE.UU., que incluyó a mujeres con dolor pélvico y perineal, dispareunia o endometriosis.

Se abordó a un total de 240 pacientes, con 113 respuestas (tasa de respuesta del 47%). Hubo 26 pacientes que consumieron cannabis (23%). La mayoría consumía por lo menos una vez por semana (72%). La mayoría de los consumidores (96%) informaron de una mejora de los síntomas, incluyendo dolor, calambres, espasmos musculares, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, libido e irritabilidad. Los efectos secundarios, incluyendo boca seca, somnolencia y sensación de estar “drogado”, fueron reportados por el 84%.

Carrubba AR, Ebbert JO, Spaulding AC, DeStephano D, DeStephano CC. Use of Cannabis for Self-Management of Chronic Pelvic Pain. J Womens Health (Larchmt). 2020 Nov 16. [en la prensa]

Fuente IACM