Según una encuesta con 417 pacientes que sufren de enfermedad inflamatoria intestinal, el cannabis puede ser útil en el manejo de los síntomas. La edad media fue de 41 años y alrededor del 55% sufría de colitis ulcerosa, mientras que alrededor del 43% de la enfermedad de Crohn. El 17,5% de los encuestados indicó que había consumido cannabis con fines recreativos en el pasado. El 7,5% dijo que actualmente estaba usando productos de cannabis ilegales o recetados por un médico.

Los investigadores de la Clínica de Saarbrücken y la Clínica de Medicina Integrativa y Naturopatía en Bamberg, Alemania, descubrieron que el 83% de los participantes que actualmente usan cannabis notaron mejoras en los síntomas, entre ellos dolor abdominal y problemas para dormir.

Alrededor del 72% indicó que el cannabis les ayuda a lidiar con la ansiedad y la tristeza. El apetito mejoró en aproximadamente el 67%, las náuseas en el 61% y la diarrea en el 56%. En el 50% su médico tratante no era consciente de su consumo de cannabis. Entre las razones para suspender el tratamiento estaban las preocupaciones legales y la falta de eficacia.

Langhorst J, Häuser W. Cannabiskonsum von CED-Betroffenen in Deutschland. Bauchredner. 2022;1:82-88.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.

Te puede Interesar
Muchos pacientes con intestino inflamatorio consumen cannabis