Según un análisis retrospectivo de 78 pacientes tratados con CBD (cannabidiol) en los años 2016 a 2019 el cannabinoide puede ser eficaz en diferentes formas de epilepsia resistente al tratamiento. Esta investigación fue llevada a cabo por investigadores del Departamento de Pediatría del Centro Danés de Epilepsia filadelfia en Dianalund, Dinamarca.

En 51 pacientes con registro de frecuencia convulsiva, alrededor del 31% tuvo una reducción de convulsiones del 50% o más a los tres meses, el 31% a los seis meses, el 28% a los 12 meses y el 20% a los 24 meses. Se observó cierto grado de reducción de convulsiones después de 3 meses en el 69% de los pacientes. La reducción de convulsiones fue mayor con la comedicación de clobazam.

Los autores concluyeron que «el cannabidiol es una opción de tratamiento en niños y adultos jóvenes con epilepsia refractaria grave que no sea los síndromes de Dravet y Lennox-Gastaut».

Zilmer M, Olofsson K. Tratamiento cannabidiol de epilepsia refractaria grave en niños y adultos jóvenes. Dan Med J. 2021;68(5):A07200527.

Fuente IACM