El modafinilo (modafinil en inglés, nombre por el que también se le conoce a veces en español) fue creado por el neurofisiólogo y profesor de medicina experimental francés Michel Jouvet, en los laboratorios Lafon (Francia). Michel Jouvet es un veterano investigador (nacido en 1925) que ha ejercido la mayor parte de su carrera en la Universidad de Lion y en el hospital neurológico de la misma ciudad. Desde 1977 es miembro de la Academia Francesa de Ciencias, ha recibido varios premios de gran prestigio, y sus trabajos en electroencefalografía hicieron posible el descubrimiento del sueño paradójico, el famoso sueño REM, en el que el sujeto, a pesar de estar dormido, muestra un electroenfalograma similar al de la vigilia.

Por J.C. Ruiz Franco

Algunos datos sobre el fármaco

El modafinilo nació a finales de la década de los setenta en el transcurso de la invención de una serie de compuestos relacionados con el sulfinilo de bencidrilo. En la investigación también se dio con el adrafinil, una sustancia similar que se comercializó antes que el modafinilo para las mismas aplicaciones, y que después se ha abandonado en favor de este último. En realidad, el modafinilo es un metabolito del adrafinil, y de ahí las semejanzas. En 1986 se aprobó el uso del adrafinil, pero a comienzos de los noventa el modafinil ocupó su lugar. En 1994 ya se comercializaba en Francia con el nombre de Modiodal®, uno de los nombres de marca actuales en España, y a partir de 1998 estaba disponible en Estados Unidos con el nombre de Provigil®. En Gran Bretaña se aprobó su uso en diciembre de 2002. No hemos encontrado el dato de cuándo se aprobó en España, pero podemos asegurar que en estas mismas fechas ya existía en nuestro país. Una vez expirada la patente, existen varias marcas que lo comercializan como genérico, con la simple denominación “Modafinilo…”, seguido del nombre de la compañía.

Cephalon, la empresa que tenía la patente del Provigil en Estados Unidos, comercializa desde 2007 el enantiómero Armodafinil (Ruvigil®), que presenta como una versión mejorada. No obstante, hasta el momento no hay nada que sugiera ninguna ventaja de éste sobre el modafinilo, y su aparición seguramente se ha debido a simples motivos económicos: la pérdida de la patente del modafinilo y el consecuente lanzamiento de un fármaco semejante sobre el que sí se ostenta la patente.

El modafinilo tiene muchos usos propuestos, pero sólo está aprobado para algunos: narcolepsia, trastorno de sueño por turno de trabajo y excesiva somnolencia diurna asociada a la apnea del sueño obstructiva. En algunos países está aprobado para su uso en diversos tipos de hipersomnias.

¿Qué tipo de sustancia es el modafinilo?

En términos generales, es un estimulante de larga duración, de acción central y con escasa estimulación periférica. Sin embargo, al contrario de lo que sucede con otros estimulantes, en los que conocemos el mecanismo de acción, en el caso del modafinilo no se sabe bien cómo funciona y ejerce sus efectos. Parece afectar a numerosos neurotransmisores, pero no está clara cuál es la acción principal y responsable de sus efectos primarios. Por un lado, hay un aumento de noradrenalina en la corteza prefrontral y en la vía inhibitoria del área ventrolateral preóptica (promotora del sueño), lo que explicaría su efecto potenciador de la vigilia. No obstante, no se ha demostrado que estimule directamente receptores adrenérgicos.

Por otro lado, aumenta los niveles de glutamato y de serotonina, y reduce los de GABA en algunas zonas del cerebro. Esta acción también potencia la vigilia. Afecta a algunas neuronas orexinérgicas (la orexina es un neurotransmisor potenciador de la vigilia). Asimismo, aumenta la histamina en algunas zonas cerebrales. En cuanto a su acción sobre la dopamina, es posible que la aumente en la corteza prefrontal y los ganglios basales.

Sin embargo, nada de esto justifica sus efectos, y la conclusión general es que la acción no está clara y que el efecto parece ser, como mínimo, parcialmente independiente de los sistemas aminérgicos, el típico mecanismo activador que todos conocemos de los estimulantes, mediante la noradrenalina y la dopamina. Como mucho sería un inhibidor débil de la recaptación de la dopamina, y, como ya hemos dicho, eso no explica sus efectos.

No actúa, por tanto, como un estimulante normal, y su acción parece limitada a los procesos propios de la vigilia, es decir, mantiene despierto y alerta al usuario. Dado que no produce un aumento de la dopamina o la noradrenalina, no causa la euforia que producen estimulantes como la cocaína o las anfetaminas. A esto se suma que actúa muy lentamente, en un par de horas después de la ingestión, hasta llegar a hacer pleno efecto; por eso es una sustancia que difícilmente puede generar dependencia.

APLICACIONES

No debe tomarse después de las primeras horas de la tarde, ya que su efecto prolongado podría dificultar el sueño por la noche.

Narcolepsia

Las personas con narcolepsia (que se quedan dormidas inesperadamente a cualquier hora del día y en cualquier sitio) suelen tomar entre 200 y 400 miligramos diarios, para evitar caer dormidas. Con ello potencian los mecanismos de vigilia. Sin embargo, el modafinilo no evita la cataplexia, la pérdida de tono muscular que hace que caigan al suelo.

Síndrome de apnea obstructiva del sueño

El modafinilo es útil especialmente en pacientes que no llegan a descansar bien por las noches a pesar de utilizar un dispositivo CPAP (“Continuous Positive Airway Pressure” = “presión positiva continua en las vías respiratorias”), esos modernos aparatitos que, mediante un tubo de goma y una mascarilla, insuflan aire en la boca de quienes padecen apnea del sueño, forzando la entrada de aire a los pulmones y evitando por tanto la obstrucción. En pacientes con sueño residual, se utiliza entre 200 y 400 miligramos de modafinilo al día, para evitar la somnolencia y permitir que gocen de una buena jornada.

Trastorno del sueño en trabajos por turnos

Se recomienda entre 200 y 300 miligramos al día, 1 hora antes del comienzo de la jornada de trabajo.

Hipersomnias idiopáticas

La dosis habitual para estos trastornos es de 200 miligramos, una vez al día, o, en algunos casos, entre 100 y 400 miligramos diarios, repartidos en dos dosis.

 APLICACIONES NO RECONOCIDAS MÉDICAMENTE

Hiperactividad

El modafinil ha demostrado ser un tratamiento eficaz para el trastorno de hiperactividad con déficit de atención, ya que permitía a los pacientes concentrarse mejor y superar los problemas típicos en ellos. Sin embargo, en 2006 la FDA anuló esta indicación debido a dos casos de rash cutáneo grave de los que se sospechó que se trataban de eritema multiforme o de síndrome de Stevens-Johnson. Se tomó esta medida a pesar de que sólo fueron dos casos de un total de 933 sujetos que recibieron el fármaco.

Depresión

Un estudio demostró que el modafinil tiene efectos de mejora del ánimo en las depresiones resistentes al tratamiento. Los sujetos tomaron 400 miligramos diarios.

Trastorno de despersonalización

El modafinilo se ha utilizado en un grupo de individuos con trastorno de despersonalización y ha demostrado ser eficaz a la hora de ayudarles.

Esclerosis múltiple

El modafinilo puede ayudar a superar la fatiga propia de la esclerosis múltiple.

Fatiga de origen diverso

Puede utilizarse el modafinilo en la sedación y la fatiga propias de muchas condiciones, incluyendo la depresión, la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. También puede utilizarse para reducir el jet-lag y ayudar a regular el reloj interno

Dependencia de la cocaína

Se está investigando la utilidad del modafinilo para tratar la dependencia a la cocaína, pero de momento no hay resultados concluyentes.

Pérdida de peso

El modafinilo reduce el apetito. Un estudio realizado en 2008 indicó que los sujetos ingerían un 18 por ciento menos de calorías si tomaban 200 miligramos diarios, y un 38 por ciento menos si tomaban 400 miligramos.

Sustancia dopante

Varios deportistas han reconocido tomar modafinilo para aumentar su rendimiento, entre ellos la esprínter Kelli White, el ciclista David Clinger y la jugadora de baloncesto Diana Taurasi. El modafinilo ha demostrado aumentar el tiempo de ejecución previo al agotamiento, y reduce la percepción del esfuerzo realizado.

El modafinil se incluyó en la lista prohibida de la Agencia Mundial Antidopaje en el año 2004, en la categoría de estimulantes.

Uso por parte de cuerpos militares y policiales

Los militares han expresado su interés en el modafinilo como alternativa a las anfetaminas, el fármaco normalmente utilizado en situaciones de combate, en que las tropas deben permanecer mucho tiempo sin dormir. El ejército francés lo ha utilizado y el británico lo está investigando. En Estados Unidos se ha aprobado para ciertas misiones de la Fuerza Aérea, y se está estudiando para otros usos. También lo utilizan los astronautas.

Mejora cognitiva

No hay acuerdo en si los efectos del modafinilo en personas sanas no privadas de sueño son suficientes para considerarlo un potenciador cognitivo, una droga inteligente. Hay acuerdo en que mejora algunos aspectos de la memoria de trabajo, pero los resultados relativos a la memoria espacial, la función ejecutiva y la atención son equívocos. Algunos de los efectos positivos del modafinil tal vez se limiten a las personas que suelen rendir poco y no puedan extrapolarse a los sujetos normales. Por ejemplo, un estudio descubrió que restauraba el nivel normal de capacidad de aprendizaje de personas dependientes a la metanfetamina, pero no tuvo efecto sobre las no dependientes.

Hay otros estudios que sí afirman su utilidad como droga inteligente; por ejemplo, uno realizado en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Cambridge, con una mejora en el rendimiento en tareas de carácter neuropsicológico. Los sujetos también afirmaron sentirse más alerta, atentos y energéticos bajo el efecto del fármaco.

modafinil-uk

Conclusiones

En general, no hay resultados concluyentes en el ámbito de los nootrópicos, y los que nos dedicamos al estudio de las drogas inteligentes (www.drogasinteligentes.com) nos sentimos un poco decepcionados porque, hace diez años, los investigadores estadounidenses se dedicaron a pregonar las virtudes del modafinilo como nootrópico y prototipo de las drogas inteligentes del futuro, y al final no han llegado a ningún sitio. La investigación con drogas inteligentes se centra actualmente en las ampakinas, de las que esperamos que se consiga algo tangible y no resulten un verdadero fiasco como el modafinilo, que tiene sus aplicaciones legítimas, pero que no es ninguna sustancia maravillosa, como pretendían hacernos creer.

Posibles efectos adversos y contraindicacioes

Suelen ser transitorios, y normalmente no es necesario interrumpir el tratamiento. Las alteraciones más comunes son taquicardia moderada, cefalea, excitación, nerviosismo, agresividad e insomnio.

Entre las contraindicaciones que hacen aconsejable no administrar el fármaco están algún tipo de alergia al medicamento, ansiedad grave, alteraciones cardiovasculares, manía, psicosis, epilepsia, hipertensión arterial, insuficiencia hepática o renal y personalidad propensa a la dependencia de drogas o fármacos.

Referencias
– Turner, D. C. y otros, “Cognitive enhancing effects of modafinil in healthy volunteers”, Psychopharmacology, 2003 Jan;165(3):260-9.

– Wikipedia. Entrada “Modafinil” (http://en.wikipedia.org/wiki/Modafinil).

– Olivares Juan, González-Hernández Jorge, “Eficacia del modafinilo como potenciador cognitivo en sujetos sanos”, Memoriza.com 2009; 2: 39-43.

– “Modafinil”, The Good Drug Guide (http://www.modafinil.com/).

– Prospecto de Modiodal (http://www.hipocrates.com/vademe).

Advertencia: el propósito de este artículo es informar sobre sustancias existentes, no recomendar ninguna de ellas. Sólo citamos principios activos, no marcas concretas, para evitar hacer publicidad de medicamentos con receta. No fomentamos el uso de sustancias psicoactivas y estamos en contra del consumo no responsable. El médico es el profesional de la salud y sólo él puede prescribir medicamentos. Antes de tomar cualquier fármaco, consulte siempre antes a su médico.