Registra sus primeros ingresos por ventas a Reino Unido, Israel y Alemania

Linneo Health, la compañía fundada por la familia Abelló y el fondo británico GHO, profundiza sus números rojos. La firma, pionera en España en el cultivo de cannabis con usos medicinales, ha profundizado en 2020 sus pérdidas, hasta los 9 millones, pese a haber cerrado las primeras ventas a farmacéuticas de Reino Unido, Alemania e Israel y en plena etapa de crecimiento.

Torreal, el brazo inversor de la familia Abelló, vendió en 2018 Alcaliber, líder mundial en producción de opiáceos, al fondo británico GHO. En virtud a este acuerdo, ambos inversores crearon la compañía Linneo Health -de la que GHO tiene el 60% y Torreal el 40% restante- que es titular de la primera licencia en España para el cultivo y venta de cannabis en España con fines medicinales.

En 2020, la compañía obtuvo los primeros frutos. Registró sus primeros 856.000 euros de ingresos por las ventas de su primera cosecha. Realizó las primeras entregas de flor seca y dos derivados de cannabis. Los destinatarios han sido una compañía con sede en Reino Unido, como parte de un ensayo clínico, cuatro empresas en Alemania y una más en Israel.

Pese a poner su negocio en marcha tras varios años de actividad muy reducida, Linneo incrementó sus pérdidas en 2020, al pasar de unos números rojos de 6,49 millones a 9,96 millones. Fuentes de la compañía lo atribuyen a la fase de crecimiento, inversión y expansión en la que se encuentra y que prevén dure hasta 2022. El objetivo es convertirse en el líder europeo en cannabis medicinal y consolidar su canal de ventas.

Te puede Interesar
La marihuana crece en la bolsa

“Durante 2020 Linneo completó sus primeras ventas de flor seca en los principales mercados europeos, incluyendo Alemania, Reino Unido e Israel. Adicionalmente, la compañía lanza iniciativas estratégicas únicas en el sector, incluyendo cultivos de exterior y un laboratorio interno de control de calidad, todas ellas lideradas con ejecutivos de primer nivel que se han sumado al proyecto en los últimos meses”, indican desde la compañía.

En este tiempo la compañía ha contratado a su nuevo equipo directivo y poner a punto su explotación, que cuenta con el cultivo al aire libre más grande de Europa, así como sus laboratorios. En 2020, según indican las cuentas anuales, ha hecho inversiones en su fábrica de Balsapintada, en Murcia, para abrir un laboratorio de control de calidad, una segunda zona de procesado post-cosecha e iluminación artificial en el invernadero.

Según las cuentas anuales, la firma cuenta con un activo de 26.851 millones. La mayor parte de este activo corresponde con una concesión con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para la exportación, distribución y comercialización de cannabis con fines medicinales, que valora en 9,5 millones. También dispone de terrenos y construcciones por más de un millón de euros.

La empresa cuenta, además, con dos líneas de crédito, con Santander y Bankia, de 10,9 millones entre ambas y vencimiento en 2021 y 2023, respectivamente.

Te puede Interesar
Cannabis, una 'mina de oro' para Nuevo México

Fuente