Inicio Noticias Los defensores de la regulación integral del cannabis tomaran Madrid este sábado

Los defensores de la regulación integral del cannabis tomaran Madrid este sábado

128
0

La Marcha Mundial de la Marihuana cumple su 25 aniversario en España con una manifestación que en su última edición congregó a miles de personas para exigir la legalización de todos los usos de la marihuana y el final de la persecución al sector.

A pocos metros del Congreso de los Diputados, donde una subcomisión estudia la posible regulación del uso medicinal del cannabis, partirá este sábado la Marcha Mundial de la Marihuana que se celebra desde hace 25 años en España. En la última convocatoria de esta manifestación en la calle, antes de la pandemia, se juntaron más de 40.000 personas, según los organizadores, que esperan aumentar este año la participación para exigir una ley integral del cannabis y denunciar la represión contra el sector.

Esta manifestación tan reivindicativa como festiva surgió en Madrid antes incluso de que se le pusiera el título de mundial y se comenzase a celebrar cada año en decenas de países. Fue la Asociación Madrileña de Estudios sobre el Cannabis (AMEC) la que convocó la primera concentración en 1997, en aquella ocasión para protestar contra las sanciones que impuso la Ley de Seguridad de Ciudadana –entonces denominada Ley Corcuera por el ministro de Interior que la impulsó– a los consumidores de marihuana por uso o tenencia de drogas en la vía pública. A ese malestar se sumó, además, una sentencia condenatoria a los responsables de la considerada primera asociación cannábica de España, la ARSEC de Barcelona.

El presidente de AMEC, Fernando Aranaz, Lucky, cree que la situación del cannabis y del movimiento social que defiende la regulación de su uso ha evolucionado mucho desde aquella primera manifestación de hace 25 años. «El movimiento social –dice– está muy consolidado. Y la opinión pública está de nuestra parte, porque sabe que la prohibición sólo conduce a crear más problemas y que el Estado debería meter mano en el asunto, porque la guerra de las drogas únicamente beneficia a los narcos».

La marcha partirá a las 18.00 horas del sábado de la Puerta del Sol de Madrid y recorrerá toda la Gran Vía hasta terminar en la Plaza de España, amenizada por un autobús provisto con un equipo de 8.000 vatios de sonido en el que pondrán música cinco DJ y actuarán Fyahbwoy, Denom, Costa, Machete en Boca, Sista Cheka y Da Silva. Desde esa tribuna rodante, que hará varias paradas durante el recorrido, habrá intervenciones de representantes de las diferentes organizaciones convocantes, entre ellos el activista catalán Albert Tió, condenado a cinco años de prisión por una intervención de marihuana en su asociación de Barcelona ) y que se encuentra en tercer grado penitenciario.

En el Congreso se está debatiendo sobre la regulación del cannabis de uso medicinal

Los organizadores consideran que «hay más motivos que nunca» para reivindicar en la calle lo que está pasando en torno al uso de la marihuana en España, tanto en el aspecto positivo como en el negativo, asegura Hugo Madera, portavoz de una de las asociaciones convocantes, el Observatorio Europeo del Consumo y Cultivo de Cannabis. Lo positivo, a su juicio, es que en el Congreso se está debatiendo sobre la regulación del uso medicinal, se han presentado varias propuestas de ley con diferentes enfoques y se está tramitando también la posible reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015, conocida popularmente como Ley Mordaza. Y lo negativo, dice, son las detenciones y procesos judiciales a todo el sector, desde tiendas de CBD o semillas a cultivadores de cáñamo industrial.

«Toda la industria del cannabis está bajo presión, la gente que ha luchado siempre por el cannabis está masivamente intervenida, está peor que nunca, mientras las farmas (industria farmacéutica) hacen un gran negocio y España multiplica por diez sus previsiones de cultivo legal», advierte Madera.

Una industria que quiere ser escuchada

El Gremio Industria del Cannabis, que representa a sesenta empresas en diferentes ámbitos del sector, conoce lo que supone trabajar con esa presión judicial y policial. Por eso quiere estar en la marcha de este sábado en Madrid, para visualizar lo que hacen, dice su portavoz, David Saulina. «Queremos que se nos escuche en las decisiones que se van a tomar próximamente en España en torno al cannabis y queremos que se hagan visibles nuestras reivindicaciones«, explica.

Te puede Interesar
La Audiencia de Zaragoza avala la condena a las asociaciones cannábicas

Fundamentalmente, las reivindicaciones de la industria cannábica en este contexto pasan por hacer ver el trabajo que llevan a cabo sus empresarios y sus trabajadores para conseguir un producto de calidad, alejado del mercado negro y del crimen organizado que lo controla. «El sector –afirma Saulina– quiere visibilizar la riqueza que da a su entorno, los impuestos que paga, que son personas que tienen familias y son empresarios y trabajadores como cualquier otro».

Sin embargo, según el portavoz del Gremio Industria las cosas se están poniendo cada vez más complicadas, en parte debido a un «retroceso» de la visión que se está dando sobre el cannabis, asociándolo públicamente a la idea de una «droga dura». Esa visión, asegura, les acarrea a los empresarios del sector «muchos problemas» para desarrollar su actividad, por ejemplo para trabajar con los bancos que les niegan hasta un TPV a una tienda para sus operaciones de cobro al público, a pesar de que venden «productos totalmente legales», subraya.

Contra la Ley Mordaza y sus 800.000 multas

Los convocantes de la marcha también se quejan de la «persecución» que sufren los usuarios del cannabis a través de la Ley de Seguridad Ciudadana, reformada en 2015 con la aprobación de una nueva norma conocida popularmente como Ley Mordaza, cuya derogación exigen en el manifiesto que se va a leer al final de la manifestación. El consumo o tenencia de drogas en la vía pública, considerados como una infracción grave en el artículo 36 de esa ley, motivó más de 800.000 sanciones en sus seis primeros años de aplicación, hasta 2020, el último ejercicio del que Interior ha publicado los datos.

El 70% de las multas impuestas por la Ley Mordaza se debe al consumo de drogas en la vía pública

Esa cifra supone que en torno al 70% de todas las multas impuestas por aplicación de la Ley Mordaza se debe al consumo de drogas en la vía pública, sobre todo de cannabis, ya que es la sustancia más consumida en España. Las sanciones van de los 600 a los 10.000 euros, y sólo en 2020 la recaudación alcanzó los 62,5 millones de euros por este concepto.

Los socios de gobierno, PSOE y Unidas Podemos (UP), presentaron en el último trimestre del año pasado unas enmiendas para reformar la ley que aún no ha iniciado el trámite parlamentario para su derogación o modificación parcial debido a las discrepancias entre los grupos políticos que propugnan su cambio. El grupo socialista propone rebajar de grave a leve la infracción por tenencia de droga en lugares públicos, lo que supone reducir considerablemente la cuantía de las multas para dejarlas entre 100 euros de mínimo y 600 de máximo.

Por su parte, UP ha propuesto que la sanción se aplique solamente a las drogas que causen un grave daño a la salud, lo que dejaría fuera a sustancias como el cannabis, y también que se supriman las multas por tener plantas que sean visibles desde el exterior de un domicilio, debido a que no se puede determinar su uso ni su composición, así como a quienes acrediten un tratamiento de rehabilitación, especialmente a menores de edad, tal como se reconocía en la anterior Ley de Seguridad Ciudadana, la del ministro Corcuera.

Una reivindicación también feminista

Son muchos los aspectos que se van a reivindicar en la 25 edición de la Marcha de la Marihuana, pero, sobre todo, sus organizadores quieren visualizar la fuerza del movimiento que reivindica la regulación del cannabis en España. «Estamos muy contentos de poder volver a las calles –dice Ana Afuera, portavoz de CONFAC, otra de las organizaciones convocantes–. Llevábamos mucho tiempo esperando este momento. Y para el movimiento cannábico esto es una gran alegría, por eso esperamos que acuda mucha gente el sábado».

Te puede Interesar
La primera Cannabis Expo llega a la Ciudad de México el 24 de Junio ¡Aquí le contamos cómo conseguir sus entradas!

Antes, entre jueves y viernes, habrá varias actividades previas a la Marcha Mundial, entre ellas la emisión de documentales y la celebración de mesas de debate en el Centro Sociocultural Clara Campoamor en las que se van a analizar diversos aspectos sobre la actualidad del cannabis en España.

Las mujeres también quieren hacer llegar sus propias reivindicaciones en la marcha. De ello se encargarán especialmente las integrantes de REMA, la Red de Mujeres Antiprohibicionistas, integrada por colectivos feministas y contrarios a la prohibición de las drogas, una «guerra» que, a su entender machista, es «LGTBIfóbica y clasista» y se «ceba contra las personas» más vulnerables de la sociedad.

Mujeres Antiprohibicionistas, según explica su portavoz, Clara Sativa, reivindica una regulación integral con perspectiva de género que respete todos los usos de la planta y el derecho al autocultivo individual y colectivo para todas las personas. «Es urgente que haya un debate real en el Parlamento para cambiar las actuales e ineficaces políticas de drogas que cada día atentan contra los derechos más fundamentales. Necesitamos políticas de drogas antiprohibicionistas que tengan en cuenta a las mujeres y géneros disidentes y respeten los derechos humanos. Queremos una regulación integral feminista y la queremos ya. La salud no puede esperar más», recalca.

El manifiesto que será leído al final de la marcha de Madrid incluye esa reivindicación, ya que en él se pide la aprobación de una ley del cannabis «transversal, inclusiva, feminista, que no deje a ningún colectivo vulnerable atrás» y en la que se reconozcan «todos los usos de la planta». Los organizadores de la manifestación aspiran a que se apruebe una ley integral y no únicamente una normativa que regule el uso medicinal del cannabis, único aspecto que se está estudiando actualmente en el Congreso de los Diputados, después de haberse agotado ya más de la mitad de la legislatura.

«Pedimos al poder legislador –se señala en el manifiesto– una ley del cannabis justa y eficaz, desarrollada de forma integral y transversal, participativa y participada por todos los agentes políticos y sociales, que vele por los derechos de las personas y de las entidades sociales, y que se esfuerce en crear una economía saludable y sostenible que dé oportunidades a los pequeños y medianos empresarios, y que, ante todo, garantice nuestro derecho al autocultivo individual y colectivo, tanto para uso adulto como para uso terapéutico y médico».

Más País, ERC y Unidas Podemos han presentado en el Congreso propuestas de ley para la regulación del cannabis

Diferentes grupos políticos (Más País, ERC y Unidas Podemos) han presentado en el Congreso propuestas de ley para la regulación del cannabis, pero de momento tan sólo se ha puesto en marcha la subcomisión para el estudio de la regulación del uso medicinal, a propuesta del PNV y apoyada por la mayoría de las formaciones. Esa subcomisión está próxima a finalizar las comparecencias de expertos y representantes de programas reguladores de otros países de la Unión Europea, tras lo cual deberá emitir sus conclusiones sobre la legalización y en qué aspectos del cannabis medicinal.

Los organizadores de la Marcha Mundial advierten en su manifiesto de que no les vale cualquier cosa, y mucho menos que se acuerde aprobar únicamente un reglamento que actualice y desarrolle la Ley de 1967 por la que aún se regula en España la concesión de licencias para cultivar cannabis con fines médicos o de investigación, ya que, a su juicio, eso únicamente beneficiará a la industria farmacéutica. «La sociedad civil pide que se elabore una Ley del Cannabis Medicinal moderna, que reconozca el autocultivo individual y colectivo», subrayan.

Fuente