Incertidumbre y regulaciones poco claras retrasan el crecimiento de asociaciones de cultivo en todo el país

Tras la legalización del cannabis en Alemania, surgieron numerosos clubes dedicados al cultivo conjunto de marihuana. Sin embargo, el sistema burocrático ha obstaculizado su crecimiento.

Incertidumbre y falta de planificación complican la situación

A partir del 1 de julio, los clubes sociales de cannabis podrían comenzar teóricamente a cultivar para distribuir entre sus miembros, pero muchos no podrán hacerlo debido a regulaciones poco claras de los estados federales. Jana Halbreiter, presidenta del CAD, menciona: “No he visto ningún club que esté construyendo invernaderos o estructuras similares”. Actualmente, hay más de cien clubes en el país.

Según Halbreiter, la falta de seguridad en la planificación es un gran problema. Los estados federales aún no han establecido regulaciones claras de licencias ni han designado la autoridad responsable en la mayoría de los casos. “La autoridad tendrá tres meses para aprobar o rechazar la solicitud, lo que podría causar más retrasos si se utiliza el tiempo completo”. Además, no está claro cómo debería ser el trabajo de prevención de los clubes.

Te puede Interesar
Fumadores de cannabis ante notario

Esta incertidumbre impide que la mayoría de los clubes inviertan grandes sumas de dinero. “No tiene sentido apresurarse si no sabes hacia dónde vas”, afirma Halbreiter, sugiriendo no firmar contratos de alquiler para instalaciones de producción. “Después del entusiasmo inicial en abril de 2023, las condiciones legales rápidamente enfriaron la euforia”. Las diferencias entre los estados federales dificultan prever cuántos clubes comenzarán a cultivar este año.

El Club Social de Berlín planea comenzar en octubre

Torsten Dietrich, del Berlin Cannabis Social Club, espera distribuir la primera marihuana a los miembros a principios del próximo año. Aunque es optimista, el tiempo se agota. Inicialmente, el club planeaba construir un invernadero y había elegido un terreno con contratos de alquiler previstos para ser firmados. La licencia para la asociación de cultivo debería haberse solicitado el 1 de julio. “Pensé que podríamos lograrlo”, comenta Dietrich. Sin embargo, incluso en Berlín, sigue siendo incierto qué autoridad será responsable. Algunos miembros han abandonado debido a los retrasos, pero Dietrich aún espera comenzar el cultivo en octubre.

El Departamento de Salud de Berlín informó a la Agencia de Prensa Alemana que están “trabajando intensamente” en crear una regulación competente. “Hay mucha presión para implementar las reglas de las asociaciones de cultivo”, señaló un portavoz.

Te puede Interesar
Clubes de cannabis, legalidad a medias

Acerca del autor

Agustín Lacalle destaca como Director y Maquetador de 'Cannabis Magazine' y 'El Cultivador'. Con una profunda pasión por el cannabis desde el siglo pasado, combina habilidades en redacción e investigación, aportando perspectivas únicas al mundo del cannabis