Las Asociaciones Cannábicas vinimos para quedarnos y nos quedamos

Hoy, 23 de julio, las asociaciones de personas usuarias de cannabis de la ciudad de Barcelona reciben un nuevo embate judicial que las aboca de nuevo a la inseguridad y al acceso a la sustancia mediante los mercados ilícitos y la criminalización, como ya sucedió cuando el Tribunal Constitucional suspendió la Ley 13/2017, del 6 de julio, de las asociaciones de consumidores de cannabis.

El Ayuntamiento de Barcelona ha emitido un comunicado para establecer el proceso  de aplicación de la Sentencia en firme del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que anula el Plan Especial Urbanístico para la ordenación de los clubes y asociaciones de cannabis de Barcelona, con alrededor de 200 asociaciones cannábicas afectadas.

Ahora, hace casi 6 años, un 10 de junio de 2016, se aprobó el Plan de ordenación urbanística, este fue fruto de un proceso participativo y participado con todo el movimiento y expertas en la materia, con el objetivo de encontrar un encaje satisfactorio de la actividad de las asociaciones Cannábicas en la ciudad. Este fue aprobado por el ayuntamiento y tenía por objeto establecer las condiciones urbanísticas que se consideran más adecuadas para compatibilizar el derecho de asociación de las personas consumidoras de cannabis con el ejercicio de otros derechos fundamentales como por ejemplo la integridad física y moral, la protección de la salud y las garantías de seguridad.

Te puede Interesar
Bilbao obligará a los clubes de cannabis a tener salida de humos

Una vez más el Poder Judicial carga contra las asociaciones, sin tener en cuenta la   de la ciudad de Barcelona, una ciudad que convive desde hace más de 30 años con estas entidades. En lugar de analizar un modelo claramente orientado a conseguir el bienestar de las personas, aplica de nuevo su estrategia punitiva de represión y acoso a un modelo de acceso a la sustancia reconocido internacionalmente, y prohibiendo a las personas su derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la prevención de la salud y a la seguridad.

Hoy pedimos a todas las representantes políticas que tenéis las herramientas democráticas para poder revertir y convertir esta situación, que no os rindáis y que no cedáis al inmovilismo del Estado y a su voluntad de perpetuar políticas de drogas obsoletas que impiden avanzar y evolucionar a la sociedad. Si hay un momento en que ha sido necesario ser valientes es ahora y regular las asociaciones cannábicas, hoy, es una urgencia.

La sociedad civil no se rinde y resiste, porque esta es nuestra vida, nuestra lucha y por eso desde CatFAC expresamos la más firme voluntad de trabajar conjuntamente en el grupo de trabajo interno del Ayuntamiento para buscar los mecanismos necesarios que nos permitan desarrollar una respuesta coordinada, organizada y consensuada, al ataque de un modelo pionero en Europa, exportado a escala internacional, que comporta la aplicación de nuevas políticas de drogas que apuestan por las personas y su salud, sin dejar a nadie atrás.

Informamos, que desde ahora mismo, el equipo de CatFAC no nos quedaremos de brazos cruzados,  iremos informando de todas las acciones programadas para responder de forma activa ante la maquinaria represiva, hasta que consigamos el reconocimiento de  nuestro derecho adquirido.

Te puede Interesar
Tener un club de cannabis no es delito

Nosotros estamos preparadas, y ¿vosotros?

YA NO PODEMOS ESPERAR MÁS, REGULACIÓN DE LAS ASOCIACIONES DE PERSONAS USUARIAS DE CANNABIS, YA!

Si us plau, signa, comparteix-ho, http://chng.it/GcHtKCP8KB