El país envío 553 kilos con bajo contenido de THC por una valor de 2,5 millones de dólares. Serán comercializados en territorio estadounidense.

Uruguay completó la mayor exportación de cannabis a nivel mundial, con un envío de 553 kilos hacia Estados Unidos, valorados en 2,5 millones de dólares.
Si bien no se trata de la primera exportación de este producto por parte del país, es el de mayor escala de cannabis legal con bajo contenido de THC hacia el país norteamericano. El negocio se llevó a cabo a través de la empresa C-END, un proveedor mundial de infraestructura personalizada y plataformas de certificación para la industria del cannabis y otras industrias reguladas.

Asimismo, la empresa receptora fue Low Gravity, una compañía de cáñamo centrada en el control de calidad, la producción y la distribución de flor y kief —tricomas sueltos de cannabis— de alta gama. La flor importada, valorada en aproximadamente 2,5 millones de dólares, se distribuirá a varios mayoristas de Estados Unidos, para luego ser envasada y comercializada en fumaderos minoristas del país en forma de flor entera o como insumo para productos moonrock e infusiones.

El objetivo es vender el producto desde una perspectiva medicinal o levemente recreativa, apuntando a los consumidores que deseen experimentar los beneficios de los cannabinoides, sin los efectos psicotrópicos del delta-9 THC.

Te puede Interesar
Uruguay frena el narcotráfico de cannabis

Antecedentes del comercio exterior de cannabis

El envío a Estados Unidos es el más grande de la historia en cuanto a cannabis, pero Uruguay ya ostentaba ese récord desde 2020 en cuanto a cifras acumuladas. Durante todo ese año, el país exportó casi 11 toneladas de cannabis, mayormente a Europa y de las cuales más de tuvieron como destino final a Suiza.

En 2021, esa cifra aumentó ligeramente —a alrededor de 11.300 kilos—; y aunque todavía se desconocen los números oficiales del 2022, se espera que el total sea similar a los años anteriores.

El consumo de cannabis es legal para todos los residentes de Uruguay desde fines del 2013, cuando se convirtió en pionero a nivel mundial en la legalización de este producto y comenzó a desarrollar una industria a su alrededor.

En 2014, solo se habían concedido 2 licencias para cultivar 20 hectáreas de cannabis al aire libre. En 2021, el proceso se aceleró y ya se habían concedido 80 licencias. Pero el cambio significativo se produjo el año pasado, cuando se concedieron 167 nuevas licencias, con lo que se duplicó con creces el número de productores y se cultivaron más de 500 hectáreas de cannabis.

Actualmente, el país cuenta con tres variedades de cannabis en circulación: Alfa y Beta, con un porcentaje de tetrahidrocannabinol (THC) —la sustancia psicoactiva de la marihuana— del 9%; y Gamma, presentada en diciembre, con un porcentaje del 15%. Asimismo, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) está trabajando en una cuarta variedad que se llamaría E-Plus, con una presencia todavía mayor de THC.

Te puede Interesar
Miembros de la JIFE visitan Uruguay para analizar su política de drogas

Fuente Ambito

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.