CONSULTORIO PSICOLOGICO de JAVIER DIZ CASAL

Hola buenos días me llamo María y os escribo desde Valencia para preguntaros acerca de algún tratamiento alternativo que funcione para reducir la incidencia de las mioclonías que padezco. Cuando empecé solo eran las piernas pero ahora también tengo el brazo afectado. Yo tomo ácido valproico pero las rachas de más estrés estoy peor. Me preguntaba ¿hasta qué punto consumir cannabis puede ayudarme con mi problema? Gracias por vuestro tiempo.

Hola querida María, vaya por delante mi empatía para contigo. Daremos una breve explicación para todas las personas que nos estén leyendo y no sepan de qué estamos hablando. Las mioclonías son aquellos movimientos de carácter  automático o involuntario del cuerpo. Estos suponen sacudidas bruscas, súbitas e imprevistas de manera focal en alguna parte del cuerpo o más generalizadamente.

En la experiencia de muchas personas que padecen este tipo de trastorno siempre está presente esa sensación de caerse que termina por romper el estadio de hipnagogia, que es la fase en que nuestra mente dirige su atención desde la vigilia hacia el sueño, lo que hace que terminen por despertarse. En muchos casos este tipo de trastorno impide un correcto descanso. Esto terminará por ocasionar estrés y otro tipo de trastornos psicofisiológicos.

Como bien esbozas María, existen dos problemas que ahora mismo están repercutiendo negativamente en tu calidad de vida. El primero son las mioclonías que estás padeciendo y que según cuentas se están agravando. El segundo es el estrés que te producen las consecuencias y los síntomas de las mioclonías. Vayamos por partes.

En cuanto a las mioclonías los tratamientos más comunes son el  valproato, también llamado ácido valproico o valproato sódico  y el topiramato. Ambos medicamentos son de amplio espectro y poseen propiedades antiepilépticas y anticonvulsivas. También ambos con una significativa gama de efectos secundarios. Además de esto, dichos medicamentos resultan ineficaces en muchas ocasiones, como relatas tu misma María.

En cuanto a los posibles tratamientos alternativos y a la utilización del cannabis para tratar la mioclonías se han venido haciendo algunas averiguaciones al respecto. El uso de tinturas realizadas a partir de la planta de cannabis sativa tiene efectos terapéuticos. Lo interesante de este tipo de tratamiento parece ser la utilización de tinturas que provengan de variedades con un alto contenido en CBD y con un bajo contenido en THC. Según algunos estudios las propiedades del CBD  hacen que su administración  alivie las convulsiones entre otros síntomas. Los posibles efectos secundarios del CBD, que se podrían resumir en esa resaca de la mañana, podrían combatirse fácilmente con 5-HTP o triptófano.

Mi falta de conocimientos y mi condición de psicólogo impide que te aconseje directamente a la hora de utilizar un tratamiento que implica el uso de una sustancia con principios activos. Por otra parte, esto no es óbice para que te diga que puedes dirigir tus dudas al respecto de las mioclonías y de la utilización de alguna variedad de cannabis sativa para tratarlas al Dr. Fernando Caudevilla que se encarga de la sección de consulta médica en la Cannabis Magazine y que es consultor médico en el uso terapéutico del cannabis.

Te puede Interesar
El cannabis y la meditación (I)

En lo que respecta al segundo problema que nos planteas: el estrés que te producen las consecuencias y los síntomas de las mioclonías, vamos a aclarar un poquito el término de “estrés” para los que no estén muy familiarizados con la jerga médica. El término estrés fue introducido en el mundo de la medicina en el año 1949 por el fisiólogo y médico austrohúngaro Hans Selye. Selye definió el estrés como “una respuesta general que el organismo activa ante un estímulo estresor o una situación estresante”.

Existen varios motivos o fuentes de estrés, pero el que ahora mismo nos ocupa es el estrés por enfermedad. Algunos estudios han arrojado evidencias de la efectividad del cannabis sativa para trata el estrés. Como en la práctica totalidad de los casos en que se utiliza esta planta con fines medicinales o terapéuticos también para el tratamiento del estrés es necesario que tenga un alto contenido en CBD y un bajo contenido en THC. Esto se debe a que en realidad son las propiedades narcotizantes del CBD las que pueden suponer un elemento terapéutico. El CBD o cannabidiol  posee propiedades anticonvulsivas y antinflamatorias y alivia las náuseas y la ansiedad. Parece ser que el CBD es un antagonista de uno de los receptores de cannabinoides de nuestro organismo, el CB1. En consecuencia esto inhibe su activación, lo que parece tener una implicación positiva en el nivel de estrés en el organismo. Ahora bien María, si tú estás segura de que ese estrés es producido a consecuencia de las mioclonías y lo has hablado con tu médico, céntrate en tratar la mioclonías y relega el estrés a un segundo lugar. Luego te recomendaré algún ejercicio para que lo puedas hacer más llevadero.

Te animo a que pidas información a tu médico o como bien te decía antes realices una consulta al doctor que colabora en la revista con el fin de que te oriente hacia la elección de un tratamiento que te dé resultado con tus movimientos involuntarios. Si consigues reducir la incidencia de las mioclonías y su intensidad con toda seguridad el nivel de estrés se irá reduciendo paulatinamente hasta alcanzar cotas más razonables y llevaderas. Hasta ese momento el estrés va a seguir ahí. De manera que ahora te vamos a dar algunos consejos para tratar de reducir el nivel de estrés en tanto no consigas encontrar un tratamiento adecuado para tu problema.

Te puede Interesar
El cannabis en la frontera entre la evitación y el afrontamiento de situaciones conflictivas

Para el momento de antes de dormir sería aconsejable que tomases una o dos dosis de infusión de tila alpina que reduce el nerviosísimo, la fatiga nerviosa, la angustia, la excitación y facilita la conciliación del sueño. Además, puedes ayudar a tu organismo descansando un poco después de comer o a media tarde realizando dos pequeñas siestas de 15 minutos en un lugar tranquilo y con poca luz. Muchas veces la realización de conductas sencillas como escuchar música, leer un libro, pasear de manera lúdica o realizar algún tipo de actividad física puede facilitar una reducción del estrés que padecemos. Existen algunos métodos para tratar el estrés. Como requerirían de una explicación demasiado prolongada mencionaré una técnica esbozándola ligeramente, de manera sucinta, con el fin de que tú misma puedas buscar información de cómo ponerla en práctica.

Una de las técnicas más conocidas y que te propongo a continuación es la “Relajación progresiva de Jacobson” por medio de la cual conseguirás identificar los estados tensionales del cuerpo de manera focalizada, realizando ejercicios de contracción y de relajación. Jacobson se basa en que la relajación de toda esa tensión corporal repercutirá positivamente sobre el SNA (Sistema Nervioso Autónomo) que se ocupa de la preparación del organismo para reaccionar ante una situación de estrés.

Lo que vamos a buscar es la tensión y la posterior relajación de un grupo de músculos. Para ello se adoptará una postura cómoda sentándose en una silla. Se puede comenzar con una serie de respiraciones profundas para posteriormente ir realizando los ejercicios específicos. Lo interesante aquí va a ser concentrarse en esa sensación de tensión y de relajación. Cada tensión y cada relajación durarán unos 10 segundos. Este es un ejercicio que no tiene que conllevar ningún problema no obstante hay que tener un poco de cuidado. Lo adecuado sería no ser demasiado bruscos ni forzar el cuerpo demasiado.

Los grupos de músculos serían: Manos y dedos, tensamos y destensamos estas y estiramos y contraemos los dedos; Bíceps y tríceps, tensamos y relajamos ambos; hombros, tensionamos estos tirando de ellos hacia atrás y posteriormente los relajamos; cuello, hacemos movimientos laterales así como hacia atrás y hacia adelante; boca y lengua, se abre la boca tanto como se pueda al tiempo que se estira la lengua de la misma manera para posteriormente relajar ambas; muslos, glúteos y espalda, se realizan movimientos similares que ponen en tensión estos grupos de músculos para después relajarlos y por último pies, se aprietan los dedos y se relajan y así varias veces.

Espero que esta consulta te haya sido de utilidad María. Te deseo lo mejor y confío en que podrás encontrar la manera de mejorar tu calidad de vida.

Saludos cordiales.