Los cultivos controlados requieren, como su nombre indica, un control sobre sus procesos, una meticulosa y constante revisión, y muchos cuidados especiales, lo cual incluye la iluminación y los equipos necesarios para que todo salga de la manera esperada, por tal razón todo debe elegirse todo muy bien.

El control de los cultivos en interiores bajo techo requiere muchos cuidados y atenciones que deben hacerse con mucho esmero, para que se den las condiciones ideales que puedan llevar a la obtención exitosa de buenas cosechas.

El equipamiento es esencial, por lo que cabe recordar que hay cultivos, como el de marihuana medicinal por ejemplo, que requieren condiciones especiales de luz y humedad que se deben recrear fielmente y que solo se pueden conseguir con la utilización de equipos especiales.

La iluminación es primordial, y por eso hay que encontrar los mejores equipos, lo cual incluye los balastros electrónicos que son los que permiten estabilizar la corriente que llega a las lámparas. Su buena elección garantizará una fuente confiable y constante de energía para tener siempre una intensidad de luz estable.

Para conseguir los mejores balastros se puede visitar la página web https://growshopnewworld.com/es/147-balastros-electronicos, en la que se pueden elegir buenos equipos, de distintos modelos y variadas capacidades para atender todas las necesidades de buena iluminación que se necesiten en el cultivo eficiente de diversas variedades de especies vegetales, principalmente de marihuana medicinal.

Estos equipos aportan la calidad lumínica y la eficacia que requieren los autocultivos para desarrollarse sanamente. Si no se colocan los adecuados, puede fallar la luz, afectar al crecimiento de las plantas y provocar que las cosechas sean defectuosas, y en el peor caso, que no se den. Por eso es sumamente importante escoger lo mejor.

¿Cuáles se deben elegir?

La variedad de balastros es amplia, pero para elegir los más adecuados hay que tener en consideración algunos factores básicos que determinarán cuáles pueden ser los más indicados para atender todas las necesidades que se tengan.

Fundamentalmente, el balastro se debe elegir de acuerdo al tipo de lámpara para el que se vaya a utilizar, entre las que podemos mencionar las siguientes:

  • Las lámparas led, fluorescentes y CFL, no necesitan balastro, por cuanto ya vienen incorporadas en ellas.
  • Las luces MH Halogenuro y las HPS (High Pressure Sodio, por sus siglas en inglés, o sodio de alta presión, en español) requieren la instalación de un balastro magnético o electrónico, que tenga los mismos W (vatios) de las lámparas con las que funcionará.
  • Las lámparas LEC o CMH necesitan balastos electrónicos para lograr la mejor calidad en iluminación, por supuesto, siempre deben estar acordes a los vatios que necesitan las luces.

Lo importante es seleccionar el balastro adecuado y de buena calidad, porque de lo contrario, las luces no funcionarán bien o lo harán de manera muy deficiente. Es esencial verificar siempre que el balastro tenga los mismos vatios de las lámparas en los que se usarán, porque sino, simplemente no encenderán.

Los mejores equipos

Entre los mejores balastros que se pueden adquirir en la página web especializada en su comercialización y en los cultivos controlados internos bajo techo antes mencionada, vale la pena mencionar los siguientes:

  • Solux 600w regulable, que tiene el mejor precio del mercado con excelentes prestaciones. Tiene 4 posiciones regulables para elegir los vatios que se necesiten, de 300W, 450W, 600W y 660W; es muy silencioso y ofrece un 30% más de de luz que cualquier balastro magnético.
  • Lumatek 600W, con un alto nivel de calidad que garantiza una buena corriente continua. Su precio también es muy competitivo, apenas se calienta y tiene un sistema de proyección que corta la energía cuando la lámpara se funde, para evitar explosiones o demás posibles daños.
  • Superlumens refrigerado de 600W, que ayuda a mejorar los cultivos por la calidad que aporta a la luz; no hace ruido y es muy económico. Tiene un sistema regulable de 250W, 450W, 600W y 660W, adaptable para una gran variedad de lámparas; no se calienta nada y alcanza la potencia máxima muy rápidamente.