Según un estudio realizado con 150 pacientes que sufrían de trastorno de estrés postraumático (TEPT), el consumo de cannabis se asoció con una reducción de los síntomas al cabo de un año, en comparación con los no consumidores. El estudio fue realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, EE.UU., y publicado online antes de su impresión en Cannabis and Cannabinoid Research. Este estudio prospectivo evaluó los síntomas y el funcionamiento del TEPT en dos muestras de participantes diagnosticados con TEPT: (1) aquellos con PTSD que usan cannabis obtenido en un dispensario y (2) aquellos con ETPT, que no usan cannabis.

En el transcurso de 1 año, los consumidores de cannabis reportaron una mayor disminución de la gravedad de los síntomas del TEPT a lo largo del tiempo en comparación con los de grupo control. Los participantes que consumieron cannabis tuvieron 2,6 veces más probabilidades de dejar de cumplir los criterios de la enfermedad (según el DSM 5) para el ETPT al final del período de observación del estudio, en comparación con los participantes que no consumieron cannabis. Los autores concluyeron que su «estudio proporciona evidencia de que los diferentes tipos de cannabis y sus derivados disponibles en los dispensarios recreativos y médicos de cannabis podrían ser prometedores como tratamiento alternativo para el TEPT».

Bonn-Miller MO, Brunstetter M, Simonian A, Loflin MJ, Vandrey R, Babson KA, Wortzel H. The Long-Term, Prospective, Therapeutic Impact of Cannabis on Post-Traumatic Stress Disorder. Cannabis Cannabinoid Res 2020 Dec 9. [en la prensa]