El consumo de cannabis se asocia con una tendencia a la normalización de ciertos biomarcadores en niños con autismo

Investigadores de Cannformatics en San Francisco, EE.UU., analizaron posibles biomarcadores sensibles al cannabis en la saliva de 15 niños con trastorno del espectro autista (TEA) y 9 niños sanos. Cada niño siguió un régimen único determinado por su respuesta específica durante al menos 1 año de tratamiento, que incluyó cannabis dominante en THC (rango de dosificación de 0,05-50 mg por dosis) en el 40% de los niños y cannabis dominante en CBD (rango de dosificación de 7,5-200 mg por dosis) en el 60% de los niños. Las muestras del grupo de TEA se recogieron antes del inicio del tratamiento y en el momento del máximo impacto.

Los resultados muestran que 65 biomarcadores potenciales sensibles al cannabis en el grupo de autismo exhibieron un cambio hacia los niveles fisiológicos que se encuentran en niños sanos. También se observó una tendencia de mejora cualitativa similar en niños con TEA tratados con cannabis en las encuestas de comportamiento. 23 biomarcadores potenciales sensibles al cannabis que exhiben cambios hacia la normalización se clasificaron como antiinflamatorios, asociados a la bioenergía, neurotransmisores, aminoácidos y endocannabinoides. Los autores concluyeron que «los resultados sugieren que los biomarcadores sensibles al cannabis cambian … puede potencialmente cuantificar el beneficio a nivel metabólico».

Siani-Rose M, Cox S, Goldstein B, Abrams D, Taylor M, Kurek I. Biomarcadores sensibles al cannabis: una aplicación basada en farmacocometabolómica para evaluar el impacto del tratamiento con cannabis medicinal en niños con trastorno del espectro autista. Cannabis Cannabinoid Res. 2021 Dic 6.