Si no has tenido ocasión de sembrar cannabis en primavera y crees que ya es tarde para cultivar en exterior te daremos una buena noticia.

Por Buddha Seeds

Las siembras tardías de cannabis son posibles en climas con abundante sol. Es decir, podemos germinar a comienzos de verano y obtener excelentes cosechas como si sembrásemos en temporada. Un ejemplo lo tienes en Buddha White Widow y Buddha Amnesia de la colección Classics Buddha Seeds.

La temporada de cultivos de cannabis en exterior arranca entre los meses de marzo- mayo en el hemisferio norte, y en el hemisferio sur entre los meses de septiembre-noviembre. Pero ¿qué pasa si sembramos en época estival?

cogollo de amnesia

Por suerte, las variedades de cannabis fotodependientes permiten una siembra tardía, ya que alcanzan la madurez sexual en un corto periodo de tiempo.

Siembras de cannabis tardías. Qué son

Las siembras de cannabis tardías son cultivos que se realizan en exterior con posterioridad a su periodo natural de desarrollo. Es decir, la germinación de semillas tiene lugar a comienzos de verano y no primavera, como es habitual en cultivo de temporada. Desde Buddha Seeds recomendamos no sobrepasar la primera quincena del mes de julio (hemisferio norte) o enero (hemisferio sur) para sembrar cannabis.

El motivo es que una variedad fotodependiente florece entre finales de julio y principios de agosto. Con el solsticio de verano (21 junio) el hemisferio norte vive el día más largo y la noche más corta del año. En el hemisferio sur ocurre lo opuesto: junio trae el solsticio de invierno y el día más corto del año.

Te puede Interesar
La poda del cannabis (II)

Para las plantas de cannabis esto es una señal para arrancar la floración en vista de la proximidad del otoño.

¿Qué ocurre si sembramos cannabis en verano? Con las siembras tardías se acorta el tiempo de la fase vegetativa, reduciendo por tanto las posibilidades de sufrir el ataque de alguna plaga.

Cultivos tardíos a partir de semillas

La única diferencia entre germinar cannabis en temporada y hacerlo de manera tardía es que la planta desarrolla un menor porte. La planta tendrá una apariencia más pequeña, aunque podremos observar un buen estirón durante las primeras semanas de floración.

Las plantas de cannabis germinadas en verano empiezan a florecer por sí solas al llegar a la madurez sexual. Las plantas suelen tardar entre 35 – 45 días en llegar a su madurez. Por eso, al estar ya en agosto o en febrero en el caso del hemisferio sur, comienzan a florecer hasta el final del cultivo. Por su parte, las variedades de dominancia sativa florecen mucho más tarde que las variedades índicas. En el caso de las de dominancia índica, la preflora se produce en el mes de agosto (hemisferio norte) o en febrero (hemisferio sur).

Estas variedades son cosechadas aproximadamente 2 o 3 semanas más tarde de lo previsto en una siembra sin retrasos.

Te puede Interesar
El esquejado en cultivos de hidroponía

Cultivos a partir de esquejes

El cultivo tardío a partir de esquejes es ideal para controlar la altura, ya que las plantas crecen menos durante la prefloración que las plantas desde semilla. Si por suerte, disponemos de un cultivo interior con plantas madre, podemos darles el crecimiento deseado a los esquejes en el cultivo de interior y sacarlos al exterior cuando queramos pasarlos a floración.

El resultado de estos cultivos son plantas pequeñas con menor producción.

Siembras tardías en exterior. Consejos prácticos.

  1. Opta por variedades que no tengan una genética indica dominante, ya que son plantas de menor altura por naturaleza. Apuesta por plantas de ramificaciones cortas como las de Quasar de Buddha Seeds. Esta genética presenta un gran cogollo central, de gran peso y densidad.
  2. Asegúrate que la planta reciba el mayor numero de horas de sol directo posible.
  3. Atentos durante las primeras semanas de vida, ya que el exceso de sol puede ser perjudicial. Alterna con unas horas de sombra evitando las horas centrales del día.
  4. Evita el uso de macetas de color negro ya que dañan las raíces.