El ministerio de Salud israelí permitirá desde hoy, y por primera vez, el uso de marihuana en aquellos niños que sufren casos extremos de epilepsia, a modo de atenuar los síntomas de la enfermedad.

Esta enfermedad se caracteriza por provocar en aquellos que la padecen, súbitas crisis desencadenadas por una descarga anormal de la actividad eléctrica del cerebro. 

Según la prensa local israelí, la decisión se tomó después de una larga batalla de parte de las familias de niños a los que no les hacía efecto otro tipo de tratamiento. 

El ministerio informó que recibió recomendaciones de especialistas de la patología para permitir el uso de la marihuana en niños afectados. En las próximas semanas los mismos especialistas desarrollarán el método de suministro.