El Comité Permanente de Productos Alimentarios de la Comisión Europea dio el visto bueno para establecer nuevos niveles máximos de delta-9-tetrahidrocannabinol (Delta-9-THC) en las semillas de cáñamo y sus derivados, poniendo fin a la ‘fragmentación del mercado interno’, según la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA).

El THC es el principal componente psicoactivo del cannabis y el límite máximo de concentración en los productos alimenticios que contienen CBD es un tema de conflicto en muchas legislaciones.

Hasta ahora la UE no contaba con valores armonizados para todo el bloque. En 2015,  la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) fijó una serie de pautas pero que no eran legalmente vinculantes.

«Sin límites armonizados [significa que es] imposible para los operadores comerciar», dijo Lorenza Romanese, directora general de la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA). «Como la UE no tenía valores comunes hasta esta semana, países como Italia habían adoptado valores de 2 ppm en alimentos secos y 5 ppm en aceite, mientras que en enfoque fue diferente. Tenían valores más altos. Esto significaba que Bélgica tendría que cumplir con Italia y cualquier otro Estado miembro.”

La enmienda significa que todos los Estados miembros tendrán que seguir valores comunes, lo que, según la EIHA, impulsará la coherencia en toda la UE y creará un mercado estable y más atractivo para los inversores.

La nueva reglamentación establece que los niveles de THC para el aceite derivado de la semilla de cáñamo no deben superar los 7,5 mg/kg y en alimentos secos que contienen cáñamo, como las propias semillas de cáñamo, así como la harina y la proteína en polvo que las contienen, no pueden superar los 3 mg/kg.

EIHA había solicitado valores más altos, pero dijo que apoyaría y respaldaría las propuestas de la Comisión sobre los niveles máximos de THC en los alimentos con la condición de una regulación clara y oficial sobre las incertidumbres de medición.

Los laboratorios que realizan análisis para controles y verificaciones oficiales deben cumplir con las reglas sobre cómo determinar lo que se conoce como «incertidumbre de medición». Las CE no han declarado cuáles son esos valores de incertidumbre aunque, según EIHA el Comité Permanente les dijo que estaría entre el 40 y el 50%.

Para la organización esto «sigue generando ambigüedad e incertidumbre en el mercado». EIHA solicita una incertidumbre de medición de hasta el 50% y el concepto de  incumplimiento solo si el resultado de la prueba está más allá de toda duda razonable por encima del nivel máximo.

Romanese dijo que los beneficios de esta nueva reglamentación son de gran alcance. Las empresas alimentarias también se beneficiarán, porque trabajarán dentro de un «marco claro», en lugar de «27 enfoques diferentes».

Y, por último, subrayó que los consumidores podrán acceder a estos productos en cualquier parte de la UE con los mismos contenidos de THC.

Las normas serán aplicables a todos los Estados miembros a los 20 días de la publicación del reglamento y sus anexos en el Diario Oficial. Se establecerá un período de transición antes de que se apliquen los nuevos niveles máximos, lo que permitirá que se se puedan comercializar los productos existentes.