• Spannabis reúne expositores, consumidores, investigadores y curiosos alrededor de la planta
  • Habrá conferencias sobre los últimos avances en campos como la medicina
  • Productos relacionados con la planta o su consumo poblarán el encuentro
  • La edición de 2012 contó con cerca de 10.000 visitantes

El palacio de ferias y congresos de Málaga ya está preparado para la cuarta edición del foro Spannabis que se celebrará en tierras andaluzas del viernes 31 de mayo al domingo 2 de junio. Expositores, productos, charlas y un abanico de productos que tiene que ver con el cáñamo desde su uso para el ocio hasta las opciones para la moda y la construcción que se utilizan en varios países de Europa. La feria de productos del cáñamo se instala de nuevo en la segunda comunidad autónoma con más cultivadores y negocios que tienen que ver con una de las plantas más conocidas del globo. Málaga vuelve al cannabis.

Con cerca de 10.000 visitantes en la pasada edición de 2012, el foro propuesto para el presente año contará con cerca de una centena de stands y prevé una acogida similar a la de ediciones anteriores. Con eventos en Madrid y Barcelona, la cita en la capital de la Costa del Sol tiene visitantes y expositores de bastantes países distintos y no sólo se centra en las peculiaridades y avances sobre los consumidores de cannabis. Más allá de los tópicos, el encuentro pretende ofrecer una perspectiva más amplia de las ideas preconcebidas que por exceso o defecto etiquetan a su público objetivo.

De Galeno a George Washington, con o sin referencias explícitas, entre mitos falta de documentación y realidad tangible, el cáñamo tiene una lista de usos enorme. Curioso: diferentes autores señalan que la Declaración de Independencia de los Estado Unidos se escribió sobre papel de cáñamo (más fuerte, resistente y con mayores propiedades para el reciclaje que el papel normal), algo que sólo es una muestra de una planta presente en la navegación desde la época fenicia (junto al lino, el cuero usado por los romanos y el algodón fue una de las plantas más resistentes y utilizadas para hacer velas de embarcaciones) y en la medicina desde que Galeno o el propio Plinio describiesen tanto efectos positivos para diversos tratamientos, como el uso por sacerdotes o chamanes de distintas poblaciones del cáñamo sobre piedras calientes para recibir sus efectos terapéuticos. El hombre, como con cualquier otra planta, ha utilizado el cáñamo en su beneficio desde hace siglos. En China hay datos de su cultivos 25 siglos antes de Cristo. En la actualidad los estudios médicos, la construcción y la moda aportan usos del cannabis más allá del ocio.

De la clínica a la construcción

Además de los numerosos stands, grupos y actividades alrededor de la planta, Spannabis tiene programadas a partir del viernes 31, una serie de charlas en las que participan investigadores como José Carlos Bouso (psicólogo clínico y doctor en farmacología), o la arquitecta alemana Monika Brümmer. De viernes a domingo se abordarán distintos aspectos sobre la legislación, uso, investigación y desarrollo de los productos derivados del cannabis. El sábado, Bouso expondrá (15.15 horas) las últimas investigaciones biomédicas a partir de dicha planta, después de que Brümmer (12.50 horas) explique las aplicaciones del cannabis en la construcción. La alemana lleva casi tres lustros fabricando el Cannabric, un bloque para la construcción cuyas principales características tienen que ver con el aislamiento acústico y térmico sin que se contamine en su proceso de fabricación.

Además, dentro de las charlas del foro Spannabis, el viernes se tratará sobre los protocolos de preparación del cannabis medicinal y los pasos administrativos y legales a seguir para instaurar un club social de cannabis que permita a sus socios el consumo bajo los parámetros legales españoles. Son sólo algunas de las ponencias que se celebrarán en el congreso que también reserva sitio para la reducción de riesgos a la hora de consumir cannabis y otros aspectos terapéuticos de la planta.