Un informe dice que se siguió «el procedimiento rutinario», pero el arbusto ni llegó a la Benemérita ni a Farmacología.

Un escrito oficial del Ayuntamiento de Carcaixent firmado por el vicesecretario-interventor asegura que la planta de marihuana que una patrulla de la Policía Local de Carcaixent encontró abandonada en la calle Joan Fuster de este municipio el pasado mes de octubre fue destruida por dos agentes de ese cuerpo.

El mismo escrito señala que los restos fueron depositados en varios contenedores de residuos sólidos urbanos por los agentes y añade que la planta fue destruida siguiendo «el procedimiento rutinario establecido».

Sin embargo, según ha sabido este diario, sólo hay dos formas de proceder legalmente con la planta una vez hallada en la vía pública, una es la puesta a disposición de la Guardia Civil y otra el traslado al Servicio de Farmacología en Valencia, donde se realiza el pesaje y análisis ya que es necesario determinar el pesaje y la pureza del material incautado para constatar si se deduce un delito, una falta o una sanción administrativa, según las fuentes conocedoras. Por lo tanto, el proceso «rutinario» que invoca el ayuntamiento no se ajustaría al protocolo que debe seguir la Policía Local.

Además, en otro escrito oficial que hace referencia a la misma cuestión, éste firmado por la alcaldesa de Carcaixent, Lola Botella, se asegura que el parte de servicio de la Policía Local reconoce la incautación de la planta, como demuestra la imagen, que fue encontrada junto con otras dos macetas vacías en la calle durante la madrugada del sábado 26 al domingo 27 de octubre por los agentes.

El escrito también señala que la planta fue destruida el día 29, aunque no da más detalles.

Fuente