Macedonia del Norte cuenta con 57 plantas de producción de marihuana. El interés en este negocio es cada vez mayor por la creciente demanda mundial y la reciente aprobación de su uso medicinal en Macedonia del Norte.

Estas plantas, recientemente reclasificadas por las Naciones Unidas como opiáceos menos peligrosos, crecen en las inmediaciones de la capital de Macedonia del Norte, y están a la espera de que el Parlamento decida el alcance de su uso en un futuro próximo.

«Esperamos que el cambio de la ley, que está en proceso desde hace más de dos años, nos dé la oportunidad de exportar una flor como producto final», dice el gerente de la empresa productora de marihuana Zlatko Keskovski.

Las demandas de los fabricantes de marihuana para uso médico fueron respaldadas por organizaciones de la sociedad civil que buscan su legalización para uso recreativo. Las evaluaciones del sector empresarial muestran que los cambios en la ley que permitan un uso más amplio de esta planta tendrían un impacto significativo en el desarrollo económico del país.

Keskovski cree que «en general, si el mercado se legaliza, con los turistas que vendrán para consumir, Macedonia recibirá un impacto de alrededor de 100 millones de euros anuales sólo por la legalización».

Te puede Interesar
Macedonia: El gobierno legaliza el uso médico del cannabis

Recientemente, el Gobierno reconoció estar considerando la posibilidad de aprobar una ley para regular el uso más amplio de la marihuana.

«Estamos planeando cambios sustanciales en la ley. Primero para permitir la exportación de flores, lo cual no está claramente establecido en la ley actual. Pero también por otro lado está esta idea de abrir un debate en la sociedad para incluir a todas las partes interesadas para discutir la despanalización del cannabis y en cierta medida también la legalización de su uso», explicó Venko Filipce, Ministro de Sanidad.

Aunque el Primer Ministro, el socialdemócrata Zoran Zaev, se haya mostrado dispuesto a reglamentar el uso más amplio de la marihuana, la versión final de la nueva ley dependerá del debate público, que se espera que comience inmediatamente después de las fiestas de fin de año.

Fuente