La Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD) considera que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que está preparando el Ministerio del Interior contiene medidas que perjudican y estigmatizan a las personas con problemas de drogas y pide al Gobierno que dé marcha atrás en esta normativa.
En concreto, según asegura UNAD en una nota de prensa, hasta ahora se contemplaba la opción de que una persona sancionada por tenencia o consumo de drogas en lugares públicos pudiera sustituir la sanción por un tratamiento o terapia de rehabilitación, pero de entrar en vigor la ley tal posibilidad desaparecería.

Por otra parte, la nota explica que “la nueva ley es especialmente rígida con las personas consumidoras de cannabis que no acuden al mercado negro para abastecerse y optan por los denominados Clubes Cannábicos”.

UNAD recuerda que “existe desde hace décadas un largo debate internacional sobre la prohibición de esta sustancia y países como EEUU, que inició la guerra contra el cannabis, ahora está empezando a legalizar su producción y consumo por encontrar más efectiva esta medida”.

(SERVIMEDIA)