El pasado 11 de julio se presentó en sociedad, en un hotel de Madrid, la Federación Madrileña de Asociaciones Cannábicas (MadFAC). Esta Federación, creada en mayo de este año, está integrada actualmente por 8 asociaciones de las 15 o 16 que hay en Madrid: El Oso y el Cogollo, Cannabanchel, One Dream, Dr. Kannabis, Cannabis Life Madrid, La Santa Le Club, La delgada Linea Verde y la AMEC.

La presentación estuvo a cargo de Bernardo Soriano, portavoz y asesor jurídico de MAdFAC, Araceli Manjón, ex número 2 del juez Garzón en el Plan Nacional sobre Drogas de España y que se ha manifestado públicamente a favor de la legalización de las drogas, Jaume Xaus, secretario de la FAC y portavoz de CatFAD, y Enrique Lobera.

Durante la presentación se hizo un recorrido por los principios básicos que promueve la MadFAC y se mostró una actitud integradora y dialogante hacía los asociados dentro de un código de buenas prácticas, dejando la puerta abierta a nuevas incorporaciones dentro de esta Federación recién constituida.

El Proyecto se inicia en febrero de 2013, cuando empiezan a reunirse distintas asociaciones de usuarios de cannabis de la Comunidad de Madrid, en lo que se denominóel Foro de Asociaciones Cannábicas Madrileñas preparatorio para la fundación de MadFAC, con el fin de compartir las distintas experiencias vividas en las asociaciones, aunar esfuerzos y perseguir el objetivo común de la regulación del cultivo y de la tenencia destinada al consumo de esta sustancia. Aprovechamos el sistema de autorregulación asociativo, que desde hace años se viene desarrollando por parte de la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC) y adaptándolo a la idiosincrasia madrileña. Poco a poco se van integrando a este foro más asociaciones hasta un total de 8 que participan en la fundación de MadFAC.

Su objetivo es transmitir la transparencia de las asociaciones federadas, demostrando cooperación con todas las instituciones que afectan directa o indirectamente a las mismas, convirtiéndose en un interlocutor válido, abriendo una vía para obtener un reconocimiento institucional, es decir, para que la administración en su conjunto, con respeto a los cauces legales existentes, establezca una regulación clara, con obligaciones y derechos para todas las asociaciones cannábicas.

Desde Cannabis Magazine os damos todo nuestro apoyo y os deseamos una larga vida.

{AG}Madfac{/AG}