La nueva autobiografía del velocista jamaicano Usain Bolt contiene jugosas revelaciones sobre las experiencias del atleta con las mujeres y la marihuana, así como los centenares de McNuggets de pollo que comió durante los Juegos Olímpicos de Pekín.

El plusmarquista mundial de 100 y 200 metros admite en su libro «Como el rayo» que en su adolescencia fumó un cigarrillo de marihuana, según extractos publicados hoy por el dominical alemán «Bild am Sonntag». «Lo hice sólo una vez y me arrepentí enseguida», escribió el jamaicano. 

«Cuando jugaba al fútbol con amigos en el parque siempre había un grupo de chicos que fumaba marihuana y un día caí en la tentación», cuenta el jamaicano de 27 años. «Pero apenas lo probé me pareció asqueroso y después de la primera calada me sentí cansado. El efecto fue violento y sufrí mareos».

Muy distinta es su experiencia con las mujeres, según relata. «Las mujeres se me tiraban a los pies. No era totalmente nuevo, antes ya había tenido chicas, sobre todo después de convertirme en un deportista profesional conocido, pero tras Pekín fue otra cosa», contó el séxtuple campeón olímpico.

«Podía tener a toda mujer que quisiera», continuó. «Iba a un club y pensaba: ‘umm, ¿a quién debo elegir? ¿Tú? ¿Tú? No, tú! Ven’. Para un joven como yo era como un sueño hecho realidad. Hay que imaginárselo: 22 años y en la flor de mi vida. Me sentía como un niño en una tienda de dulces».

El atleta relata también que una noche en Hollywood salió de fiesta con la modelo Heidi Klum y la actriz Sandra Bullock. «Nos lo pasamos muy bien», señaló. «Desde luego habría estado bien. Amigo, Heidi y Sandra. ¿Quién habría dicho no?», admitió. 

Según revela el diario «New York Post», Bolt estima en las páginas de su libro que durante los Juegos de Pekín 2008 comió unos mil McNuggets, las famosas piezas de pollo del restaurante de comida rápida McDonalds.

«Al principio comí una caja de 20 para almorzar, luego otra para cenar. El siguiente día, me comí dos cajas para desayunar, una para almorzar y otro par por la noche», contó. «Amigo, me tendrían que haber dado una medalla de oro por tragar todo eso», escribió. 

Bolt insiste también en su deseo de jugar algún día profesionalmente al fútbol.

«Lo sé, suena una locura, pero yo veo la cosa así: un entrenador debería dar oportunidad a un jugador. Yo pienso que podría enriquecer a un equipo inglés», escribió. (Dpa)

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.