Alrededor de 147 millones de personas en el mundo, el 2,5% de la población mundial, consume cannabis, ya sea por placer o para tratar enfermedades crónicas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La decisión más importante a la hora de consumir cannabis es el cannabis en sí, seguido de cerca por el método que se va a utilizar para consumirlo. Uno de los aspectos más interesantes del cannabis es que hay varias formas de consumirlo, aunque ningún método es necesariamente el mejor, ya que depende de las preferencias particulares de cada persona. Si eres nuevo en el mundo del cannabis, es posible que te sientas un poco abrumado con la cantidad de opciones disponibles. No te preocupes, a continuación exploramos las diferentes formas en que se puede consumir cannabis.

Fumar cannabis

Esta es la forma más tradicional de consumir el cannabis. Hay muchas razones por las que puede disfrutar de este método de consumo. Una de ellas es que no requiere un gran conocimiento técnico para usarlo correctamente, ya que los fumadores tan solo necesitan un cogollo seco y molido, papel smoking y un mechero. Además, se trata de una opción muy simple de dosificar y produce efectos de forma inmediata, siendo ideal para aquellos fumadores que requieren un alivio inmediato.  Hay que tener en cuenta que el 95% del humo del cannabis se absorbe en los primeros segundos, por lo que no es necesario contener la respiración. Simplemente toma caladas pequeñas y superficiales.

Te puede Interesar
Los porros encuentran un competidor electrónico

Vapear cannabis

Vapear es un método de consumo de cannabis bastante reciente, pero está ganando popularidad en los últimos años, principalmente porque se trata de una opción discreta y que no deja cenizas. Estos dispositivos se llenan con una sustancia líquida (aceite) o flores de cannabis que luego se calienta para convertirlo en vapor, que luego se inhala. Al igual que fumar cannabis, el proceso de calentamiento libera los componentes activos del cannabis sin quemarlo, por lo que se trata de una forma de inhalación. Esto hace que los efectos sean inmediatos, ya que los fumadores tardan entre 0 y 15 minutos en comenzar a sentirlos, y pueden durar entre dos y cuatro horas. Además, los fumadores necesitan poco cannabis para conseguir el efecto deseado.

Comestibles y aceites de cannabis

Los comestibles se han convertido en una de las formas más populares de consumir cannabis. Los fumadores pueden encontrar una amplia gama de productos, tanto en formas psicoactivas como no psicoactivas (CBD), principalmente productos horneados o alimentos/bebidas con infusión de cannabis. Aunque también se pueden encontrar en otras formas, como cápsulas, cremas y aceitas de cannabis. A diferencia de los métodos de consumo que hemos nombrado anteriormente, los efectos de los comestibles tardan más en sentirse, debido a que la absorción en el torrente sanguíneo del cannabis es mucho más lenta. De hecho, los fumadores pueden tardar entre 30 minutos y tres horas en comenzar a sentir los efectos, que son más fuertes y duraderos, siendo ideales para el insomnio o el dolor crónico.