El consumo de marihuana podría legalizarse en Alemania, pero el desarrollo del proyecto de ley se está alargando. Por eso los activistas exigen despenalización inmediata.

El debate sobre la legalización del cannabis ha aterrizado en la política alemana: «Introduciremos la distribución controlada de cannabis para adultos con fines de consumo en tiendas autorizadas”, dice el acuerdo de coalición del actual gobierno federal, formado por los Verdes, liberales (FDP) y socialdemócratas (SPD). De aprobarse, la nueva ley podría afectar a muchas personas. El economista Julius Haucamp dijo a DW que se calcula que cuatro millones de personas consumen marihuana en Alemania, la mayoría de ellas ocasionalmente.

Millonarios ingresos para el Estado

En un informe del año pasado, Haucap suma los posibles ingresos por impuestos y cotizaciones a la seguridad social, así como por ahorro en el cuerpo policial y la judicatura en el escenario de la legalización del cannabis a casi 5 mil millones de euros al año. El catedrático presentó estas cifras en una audiencia de expertos en el Ministerio de Sanidad hace unas semanas, en la que también estuvo presente Dirk Heitepriem, vicepresidente de la Asociación de la Industria del Cannabis (BvCW, por sus siglas en alemán). «Lo más sorprendente para mí fue que casi no discutimos el sí, sino solo el cómo», dice Heitepriem a DW.

Ambiciosa hoja de ruta

La nueva hoja de ruta es ambiciosa: «El acuerdo es que el gobierno federal adoptará los puntos clave este otoño boreal y que sobre esa base se redactará un proyecto de ley. A continuación llegará al Parlamento y luego a las consultas parlamentarias. Supongo que el debate se retomará el próximo año. Cuándo se aprobará la ley y cuándo entrará en vigor está en manos del Parlamento”, dice el delegado del gobierno para cuestiones de drogas, Burkard Blienert.

Te puede Interesar
España y otros países de la UE no firman la declaración de EEUU contra drogas

Hasta entonces quedan muchas cuestiones por aclarar. La más importante: ¿De dónde procederá el cannabis? El representante del sector, Heitepriem, ve poco margen para el comercio internacional y las importaciones de países de cultivo tradicionales como Marruecos o Líbano. «Las convenciones de la ONU se interponen en nuestro camino, al igual que la normativa europea», dice. «Suponemos que tendrá que haber una producción nacional, al menos al principio. Esto requiere grandes inversiones y, sobre todo, un plazo de un año y medio a dos años para disponer de las capacidades de producción necesarias».

Punto de apoyo de las convenciones de la ONU

A Burkhard Blienert también le preocupan las convenciones de la ONU sobre drogas. «Hasta ahora, los acuerdos del derecho internacional se han interpretado de tal manera que el consumo de cannabis debe ser estrictamente perseguido», señala el político del SPD.

Pero hace poco la agencia de control de drogas de la ONU aclaró: «Las medidas para despenalizar el uso personal y la posesión de pequeñas cantidades de drogas no violan las disposiciones de las convenciones sobre drogas de la ONU». Al mismo tiempo los controladores de drogas de la ONU afirman que la legalización de toda la cadena de suministro, desde el cultivo hasta el tráfico, quedaría fuera de los límites de las convenciones.

¿Despenalización inmediata?

Aunque todas las señales apuntan hacia la legalización, cada tres minutos un consumidor de cannabis es penalizado en Alemania según la actual ley de estupefacientes. Hasta que las tiendas especializadas autorizadas tengan realmente cannabis en sus estantes podrían pasar años. Por esto, activistas exigen como primera medida la despenalización inmediata del consumo de cannabis, tal y como permiten las convenciones de la ONU.

Te puede Interesar
Los europeos gastan 30.000 millones de euros al año en drogas

Burkhard Blienert critica esta demanda. «Quiero un mercado regulado y la despenalización cae bajo eso», subraya el comisario de drogas. «Creo que es mejor no contemplar los elementos individualmente ahora, sino pensar todo en conjunto. Queremos obtener un resultado de una vez».

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.