Desde hace muchos años se lleva analizando los beneficios que tiene el cannabis en los enfermos de cáncer.

Pues bien, después de realizar una exhaustiva evaluación se ha descubierto que para la mayoría de los pacientes oncológicos, las medidas de dolor mejoraron significativamente. Además, otros síntomas relacionados con el cáncer también disminuyeron, el consumo de analgésicos se redujo y los efectos secundarios fueron mínimos. estos resultados han sido publicados en la revista ‘Frontiers in Pain Research‘.

Las principales cuasas fundamentales que incapacitan y hacen sufrir a los pacientes oncológicos mientras se someten a las terapias de tratamiento son el dolor, la depresión, la ansiedad y el insomnio. Estas causas pueden provocar un empeoramiento del pronóstico del paciente.

«Tradicionalmente, el dolor relacionado con el cáncer se trata principalmente con analgésicos opiáceos, pero la mayoría de los oncólogos consideran que el tratamiento con opiáceos es peligroso, por lo que se necesitan terapias alternativas», explica el autor David Meiri, profesor adjunto del Instituto Tecnológico Technion de Israel.

«Nuestro estudio es el primero que evalúa los posibles beneficios del cannabis medicinal para el dolor relacionado con el cáncer en pacientes oncológicos, prosigue; recopilando información desde el inicio del tratamiento, y con seguimientos repetidos durante un largo periodo de tiempo, para obtener un análisis exhaustivo de su eficacia».

Te puede Interesar
Científicos checos quieren investigar las propiedades medicinales del cannabis

Después de hablar con varios pacientes de cáncer, que buscaban opciones alternativas para aliviar el dolor y los síntomas, los investigadores quisieron comprobar a fondo los posibles beneficios del cannabis medicinal. «Nos encontramos con numerosos pacientes con cáncer que nos preguntaron si el tratamiento con cannabis medicinal puede beneficiar su salud, recuerda el coautor Gil Bar-Sela, profesor asociado del Centro Médico Ha’Emek de Afula. Nuestra revisión inicial de la investigación existente reveló que en realidad no se sabía mucho sobre su eficacia, en particular para el tratamiento del dolor relacionado con el cáncer, y de lo que se conocía, la mayoría de los resultados no eran concluyentes».

Los investigadores reclutaron a oncólogos certificados que pudieran expedir una licencia de cannabis medicinal a sus pacientes con cáncer. Estos oncólogos remitieron al estudio a los pacientes interesados y les informaron de las características de su enfermedad.

«Los pacientes completaron cuestionarios anónimos antes de comenzar el tratamiento, y de nuevo en varios momentos durante los seis meses siguientes. Recopilamos datos sobre una serie de factores, como las medidas del dolor, el consumo de analgésicos, la carga de los síntomas del cáncer, los problemas sexuales y los efectos secundarios», explica Bar-Sela.

Un análisis de los datos reveló que muchas de las medidas de resultado mejoraron, con menos dolor y síntomas de cáncer. También se redujo el uso de opioides y otros analgésicos para el dolor. De hecho, casi la mitad de los pacientes estudiados dejaron de tomar todos los medicamentos analgésicos tras seis meses de tratamiento con cannabis medicinal.

Te puede Interesar
El cannabis es útil en el tratamiento de las náuseas y los vómitos debido a la quimioterapia contra el cáncer

«El cannabis medicinal se ha sugerido como un posible remedio para la pérdida de apetito, sin embargo, la mayoría de los pacientes de este estudio siguieron perdiendo peso. Como a una parte importante se le diagnosticó un cáncer progresivo, es de esperar que el peso disminuya con la progresión de la enfermedad, comenta Meiri. Curiosamente, descubrimos que la función sexual mejoró en la mayoría de los hombres, pero empeoró en la mayoría de las mujeres».

A Meiri le gustaría que futuros estudios profundizaran en la eficacia del cannabis medicinal en diferentes grupos de pacientes con cáncer.

«Aunque nuestro estudio fue muy completo y presentó perspectivas adicionales sobre el cannabis medicinal, el sexo, la edad y la etnia, así como los tipos de cáncer y el estadio del mismo, hicieron que la variedad de pacientes en nuestro estudio fuera muy amplia, subraya. Por lo tanto, futuros estudios deberían investigar el nivel de eficacia del cannabis medicinal en subgrupos específicos de pacientes con cáncer con características más compartidas».

Fuente