Un estudio desarrollado por las universidades de Estados Unidos y China ha revelado que los fumadores de marihuana tienen niveles más bajos de glucosa

El cannabis podría ser utilizado para tratar los terribles efectos de la diabetes. Así lo ha dejado claro un reciente estudio desarrollado por investigadores de las universidades de Estados Unidos y China.

El análisis ofrece una conclusión contundente: los fumadores de marihuana tienen niveles más bajos de glucosa que los no fumadores. En esa línea, el informe detalla que, además, aquellos que consumen esta planta producen insulina de manera más eficiente que los del otro grupo.

En este punto vale la pena destacar que los niveles altos de azúcar en la sangre inhiben -y eventualmente atrofian en su totalidad- la capacidad del páncreas de producir insulina. Es junto en este punto cuando puede diagnosticarse la diabetes en la persona. 

De hecho, esta no es la primera vez que el cannabis se relaciona con la terrible enfermedad. La realidad es que la marihuana ha estado relacionada con los tratamientos de múltiples afecciones de la salud, y de acuerdo con la Alianza Americana para el Cannabis Medicinal (AAMC), la controvertida planta puede suprimir la inflamación arterial y prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en los diabéticos, a través de su activación de los receptores CB2.

Te puede Interesar
El cannabis reduce los índices de glucosa en sangre

Fuente