Los llamamientos de ERC, Unidas Podemos e, incluso, Cs caen en saco roto y los socialistas votan ‘no’

El bloque progresista del Congreso ha sido capaz de ponerse de acuerdo en muchos asuntos durante esta legislatura. La legalización del cannabis no será uno de ellos y no será por no intentarlo. Por segunda vez, la Cámara Baja ha debatido si aceptar o no a trámite una iniciativa de ERC -la primera la registró Más País- para regularizar esta sustancia y, por segunda vez, el PSOE se ha desmarcado de todos sus socios parlamentarios, incluido Unidas Podemos, se ha alineado con PP y Vox y ha tumbado la norma.

Regular el cannabis: ERC provoca en el Congreso otro debate que desune a la izquierda

“Todos ustedes conocen a alguien que ha consumido cannabis alguna vez. Quizá sean ustedes mismos, sus hijos o un amigo. […] El consumo de cannabis ha sido, es y será una realidad, a pesar de que algunos pretendan esconderlo debajo de la alfombra, a pesar de que quieran evitar el debate, a pesar de que pretendan que esto no va con ustedes, aun sabiendo que se mienten a ustedes mismos”, ha arrancado su discurso la diputada de ERC Marta Rosique esgrimiendo el principal argumento que han puesto sobre la mesa todos los partidos que han apoyado la iniciativa.

Desde Ciudadanos, al PNV, EH Bildu, Más País, la CUP o Compromís han mostrado si consenso en que el consumo del cannabis está a la orden del día en la sociedad españoles y que, por lo tanto, se debería regular para poder ofrecer esta sustancia de manera segura, con mayor información y acabando con las mafias que trafican con el cannabis. Rosique lo ha resumido en la intención de “dotar de seguridad a la inseguridad“. Hasta el coportavoz de Cs Guillermo Díaz ha dejado claro que su partido apuesta por respaldar la “libertad individual” y ofrecer “garantías e información” a los ciudadanos y no ser “sus tutores”.

Te puede Interesar
El Club de los 300 - ¿Qué 5 estados de EEUU recaudaron más de 300 millones de dólares en ingresos fiscales por cannabis solo el año pasado?

Peleas por el apoyo

Ninguno de estos argumentos han hecho cambiar de opinión al PSOE que, en octubre de 2021, ya se opuso a una iniciativa similar presentada por Más País. Horas antes del debate, el portavoz socialista, Patxi López, ya había adelantado su rechazo y Rosique ha querido hacer un último intento desde la tribuna de oradores: “Diputados del PSOE, esta decisión vuelve a depender de sus votos. Otra vez de ustedes depende la seguridad de la ciudadanía, están a tiempo de rectificar, hoy les damos otra oportunidad“.

Después, la misma apelación, pero en sentido contrario, ha llegado del diputado del PP Eduardo Carazo:  “Les pido que no cedan ante sus socios radicales porque ya lo han hecho en la ley del ‘solo sí es sí’ y les ha ido como les ha ido. Sigamos en esta posición de defensa de la salud, de los jóvenes y digamos ‘no’ a un consumo de drogas que destruye vidas, familias y sociedades“. Los socialistas se han alineado más con este discurso.

El diputado del PSOE Alfredo Sancho ha criticado que la proposición de ley de ERC estaba “llena de inexactitudes, juicios de valor y contraindicaciones”. Además, ha señalado que una cosa es “descriminalizar” el consumo y tenencia de pequeñas cantidades de cannabis y “otra cosa muy distinta” la legalización de la producción y distribución de la misma. En las antípodas han estado sus socios de Unidas Podemos. La diputada morada Lucía Muñoz ha asegurado que “votar en contra de es favorecer prácticas mafiosas, posicionarse en contra de la salud pública y en contra de la libertad“.

Te puede Interesar
El gobierno quiere permitir el cultivo de cannabis en Australia para su venta en farmacias

La propuesta

La proposición de ley que registraron los republicanos en octubre de 2021 [Aquí en PDF] pretendía legalizar el consumo de cannabis para mayores de edad, con la limitación de no hacerlo en aquellos lugares en los que también está prohibido el tabaco. Además, se podría cultivar en casa para consumo propio, con un máximo de seis plantas y una recolección máxima de 480 gramos anuales. 

A diferencia de la iniciativa que presentó Más País, además del autoconsumo, ERC solo establece otra vía más para obtener el cannabis: los clubs o asociaciones de cannabis. Solo podrían vender marihuana o productos derivados aquellos establecimientos que tuvieran una licencia para la distribución de cannabis como medicamento y siempre bajo receta médica. Todo esto iría acompañado de la creación de un impuesto especial que tendría una función extrafiscal como “instrumento de las políticas sanitarias en materia de prevención y tratamiento de las adicciones”.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.