Según una encuesta realizada a 108 pacientes oncológicos, diferentes cepas de cannabis con diferentes concentraciones de THC y CBD redujeron varios síntomas, entre ellos : dolor, angustia y sueño. El estudio fue realizado por investigadores de varias instituciones israelíes en Haifa, Nahariya y Afula. Los participantes utilizaron tratamientos con predominio de THC (n = 57%), con predominio de CBD (n = 19%) y mixtos (n = 33%).

La mayoría de los parámetros mejoraron significativamente en el mes siguiente al consumo de cannabis, incluyendo la intensidad del dolor, el dolor afectivo y sensorial, la calidad y duración del sueño, la angustia del cáncer y la carga de síntomas tanto físicos como psicológicos. En general, no hubo diferencias entre los tres tratamientos con cannabis en cuanto a la intensidad del dolor y la mayoría de los resultados secundarios. Los tratamientos con predominio de THC mostraron una superioridad significativa en su efecto beneficioso sólo en la duración del sueño, en comparación con los tratamientos con predominio de CBD. Los autores señalaron que «los cuidadores también deberían considerar los productos con dominio del CBD como un tratamiento útil para los síntomas relacionados con el cáncer».

Aviram J, Lewitus GM, Vysotski Y, Uribayev A, Procaccia S, Cohen I, Leibovici A, Abo-Amna M, Akria L, Goncharov D, Mativ N, Kauffman A, Shai A, Hazan O, Bar-Sela G, Meiri D. Short-Term Medical Cannabis Treatment Regimens Produced Beneficial Effects among Palliative Cancer Patients. Pharmaceuticals (Basel). 2020;13(12):E435.

Fuente