Las empresas de cannabis amenazan con una revuelta a menos que Sacramento reduzca los impuestos y amplíe los dispensarios

Un grupo de propietarios de negocios de cannabis de California que dicen que su industria está colapsando amenazan con retener los pagos de impuestos a menos que los legisladores estatales se comprometan a reformas significativas.

Los líderes de más de dos docenas de productores de cannabis, minoristas, compañías de pruebas y grupos de defensa firmaron una petición en línea esta semana pidiendo importantes recortes de impuestos y restricciones minoristas más flexibles, citando frustraciones por el aumento de los impuestos y la competencia de un próspero mercado negro.

Dirigida al gobernador Gavin Newsom y a los líderes de la Legislatura estatal, la petición se produce después de meses de especulación sobre una revuelta fiscal del cannabis, ya que los recientes esfuerzos estatales para racionalizar la supervisión del cultivo han chocado con la preocupación generalizada de la industria por una inundación de cannabis cultivado legalmente que conduce a la caída de los precios.

Cualquier protesta o recorte fiscal considerable podría tener importantes impactos financieros en un estado que recaudó $ 976 millones en impuestos al cannabis solo en los primeros tres trimestres de 2021.

«El sistema de cannabis de California es una burla a nivel nacional», escribieron los firmantes, «una lección de política pública sobre lo que no se debe hacer».

Te puede Interesar
California permitiría que alumnos consuman marihuana medicinal en la escuela

Al mediodía del sábado, la petición había atraído más de 460 firmas. Varios grandes nombres del cannabis del Área de la Bahía fueron catalogados como autores, incluido el fundador y activista de Haborside, Steve DeAngelo, y los jefes de compañías como Meadow, Kiva Confections y Bloom Farms. No respondieron a las solicitudes de comentarios el sábado.