Cultivos eco sostenibles a base de materia orgánica. Esta es la base del living soil, una práctica que va sumando cada vez más adeptos en el cultivo de cannabis.

Te contamos cómo beneficia a tus plantas y cómo elaborarlo en casa paso a paso. El resultado: suelo más fértil, productivo y libre de químicos a coste bajo.

Resultados living soil Buddha Purple Kush

Qué es living soil

Living soil o suelo vivo hace referencia al conjunto de microorganismos, materia orgánica y órgano-minerales que actúan de macronutrientes y micronutrientes necesarios para un buen desarrollo. El living soil encuentra sus orígenes en la agricultura natural coreana (Korean Natural Farming), la cual centra sus esfuerzos en aumentar la fertilidad del suelo y mejorar su productividad, evitando el uso de agroquímicos. Fue en los años 60 cuando el Dr. Cho Han Kyu buscó una alternativa a los fertilizantes químicos basándose en la teoría del “Ciclo Nutricional de la Naturaleza”. El Dr. Cho Han Kyu desarrolló distintos métodos para aprovechar la naturaleza en la reproducción de microorganismos indígenas (IMO) o Fermentaciones (FPJ, FFJ, OHN, FAA).

Living soil a partir de fermentos de plantas o frutas (FPJ o FFJ)

El living soil se basa en el aprovechamiento de materia orgánica. En el pasado fueron los desechos de la granja, como las malezas o las plantas salvajes y las frutas o las hortalizas que no se comercializaban, las cuales sirvieron para producir “extractos fermentados de plantas o de frutas” [FPJ (Fermented Plant Juice) o FFJ (Fermented Fruit Juice)].

De todas estas plantas y frutas se seleccionaron aquellas con características beneficiosas: resistentes a plagas y/o enfermedades, productivas, vigorosas, estables ante distintos tipos de condiciones climáticas. La recolección de estas plantas se realiza al principio del día antes del amanecer, donde la carga microbiana de la planta es mayor.

Cómo fermentar plantas y frutas

Para preparar un fermento de plantas y frutas comenzaremos pesando el material recolectado. Lo cortaremos en pedazos pequeños (se puede rallar o procesar) para aumentar su superficie de contacto. A continuación, seguiremos los siguientes pasos:

  • Mezclar en iguales proporciones con azúcar de mascabo (sin refinar). Es decir, un kilo de fruta o planta y un kilo de azúcar).
  • En un frasco de vidrio verteremos hasta tres cuartos con la mezcla. En la superficie dejaremos una pequeña capa superficial extra de azúcar para sellar (2 a 5cm). Taparemos el bote con una tela (puede ser una servilleta) para que respire y se lleva a cabo el proceso de fermentación. Este proceso puede tardar de 5 a 20 días en función de la temperatura.
  • Posteriormente filtraremos la extracción líquida con un tamiz para retirar cualquier residuo sólido.
  • Diluir la extracción en agua sin cloro, para aplicar vía riego y foliar. La dosificación adecuada es de 1 a 4 ml dependiendo el extracto. Es preferible no combinar con melaza en mezclas de riego.
  • Reservar en frascos cerrados, preferiblemente envases oscuros, si se conserva en la nevera puede mantener durante 1 año las cualidades, o sino en un lugar fresco y oscuro de la casa aguanta hasta 6 meses.
Te puede Interesar
Los peligros ocultos y las mentiras de los tratamientos fitosanitarios (IV)
Aplicación de Living Soil en la variedad Buddha Purple Kush
Aplicación de Living Soil en la variedad Buddha Purple Kush

Tipos de Fermentos en el living soil

Existen diferentes tipos de fermentos. Cada uno se elabora en función del efecto que estemos buscando potenciar de nuestra planta: estimular el crecimiento de raíces, mejorar su estructura o ramificaciones, perfeccionar la calidad y la producción de flores aumentando la cantidad de resina y de terpenos. Del mismo modo, también tendremos en cuenta en qué estado de la planta nos encontramos: enraizamiento, crecimiento, prefloración o floración. Se puede fermentar básicamente cualquier planta o fruta que tengas al alcance.

Los fermentos más utilizados en el living soil del cannabis son los siguientes:

Aloe Vera

  • Propiedades de la planta: enraizante y cicatrizante natural con alta carga enzimática, de aminoácidos, vitaminas, calcio, potasio, magnesio y zinc.
  • Tiempo de fermentación: 5-7 días (verano), 10 días (inverno).
  • Fase de la planta: enraizamiento y crecimiento.
  • Beneficios: estimulante radicular y para el crecimiento.
  • Modo de aplicación: entre1-4 ml/ litro de agua sin cloro. Una vez por semana.

Alfalfa

  • Propiedades de la planta: leguminosa con alta carga de aminoácidos, minerales, vitaminas, enzimas y triacontanol (alcohol regulador del crecimiento vegetal).
  • Tiempo de fermentación: 10 -15 días.
  • Estado de la planta: crecimiento y prefloración.
  • Beneficios: bioestimulante de crecimiento, acelera el metabolismo al aumentar la tasa de respiración y la fotosíntesis. Mejora la estructura y la ramificación de la planta.
  • Modo de Aplicación:  entre 2 ml/litro de agua sin cloro. Una vez por semana.
Te puede Interesar
El neem; el milagro de la naturaleza

Flor de Banano

  • Propiedades de planta: rico en enzimas con alta carga de fósforo, potasio, calcio y microelementos.
  • Tiempo de fermentación: entre 7 -10 días.
  • Estado de la planta: prefloración y floración
  • Beneficios: bioestimulante de floración, aumenta la densidad y producción de flores.
  • Modo de aplicación: entre 1-2 ml/ litro de agua sin cloro. Una vez por semana

Mix de flora (mango, papaya, banana, remolacha, aloe vera, zanahoria, arándanos, manzanas rojas)

  • Propiedades de la planta: espectro completo de enzimas, antioxidantes, antocianinas, flavonoides y minerales para floración, sobre todo ácido fosfórico y potasio.
  • Tiempo de fermentación: entre 15 – 20 días.
  • Estadio de la planta: prefloración y floración.
  • Beneficios: potencia la producción de resina y terpenos. Mejora la calidad final de la flor, desde su aroma, sabor y potencia. Acelera el metabolismo de las plantas generando un mejor engorde.
  • Modo de aplicación: entre 1-2 ml/litro de agua sin cloro. Una vez por semana.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.