• Cientos de personas se han reunido frente al Senado para exigir su legalización

  • El objetivo del Gobierno es llegar a la despenalización de todos los narcóticos

Cientos mexicanos salieron el martes a protestar y fumar marihuana ante el Senado por el retraso de la aprobación de la ley que regula el consumo del cannabis. Las manifestaciones congregaron a cientos de personas para celebrar el día internacional de la marihuana y exigir que, de una vez por todas, México dé el paso y se convierta en el tercer país del mundo -después de Canadá y Uruguay- en aprobar el uso recreativo de la maría. Los manifestantes también han pedido que se cumplan las necesidades de los consumidores y no se les criminalice o se favorezca a las grandes empresas.

La ley fue aprobada por el Congreso el 10 de marzo y se esperaba que la Cámara Alta, que ya había dado el sí anteriormente, hiciera lo mismo durante el mes de abril. Sin embargo, las modificaciones llevadas a cabo por los diputados no gustaron a los senadores, que han pedido una prórroga a la Suprema Corte. La normativa había sido enviada al Senado después de ser discutida y retrasada durante dos años. Ya antes de llegar al poder, los miembros del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido que lidera el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), planteaban como propuesta la legalización. Olga Sánchez Cordero, la secretaria de gobernación del país, lleva años anunciando el objetivo de la despenalización de narcóticos como la marihuana.

Ricardo Ravelo, periodista y escritor especializado en la delincuencia organizada, indica que el proyecto al que aspiran es aún más ambicioso: «el objetivo es despenalizar todas las drogas, como la heroína y la cocaína». Esta última solía cultivarse en países de Sudamérica, pero el escritor explica que en el estado mexicano de Guerrero también se está cultivando este narcótico.

Te puede Interesar
La incongruencia de México sobre la marihuana medicinal

Consumo abierto

De todas formas, la normativa no hace que la legalización de la maría tenga un carácter inmediato, aunque Ravelo insiste en que su uso «ya se da de facto en el país». «El consumo de la marihuana ha sido abierto y la venta también»,  asegura. Pero para que se llegue a la práctica, aún es necesario que Gobierno de AMLO solvente muchas dudas que han quedado aún en el aire sobre cómo se distribuirá la droga, qué órgano se encargará de medir su calidad o dónde podrá comprarse. Cuestiones que Ravelo confía que vayan solucionándose a lo largo de 2021.

México busca dar un giro en relación a las estrategias de restricción que se venían aplicando en el país desde principios de este siglo. La política antidrogas derivó en la peor crisis de violencia que ha vivido México en su historia. Sin embargo, sorprende ver las cifras de homicidios que alcanzan números récords desde que AMLO llegó al poder -en 2019 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informaba de 36.661 homicidios y y 35.484 en 2020, según la publicación mexicana Animal Político-.

«Dudo que la despenalización vaya a impactar en el tema de la violencia«, manifiesta el periodista. La corrupción en la estructura de poder alimenta la violencia entre los distintos grupos y las prácticas corruptas invaden ya todas las esferas de poder, desde las fuerzas de seguridad hasta los gobernadores. El pasado mes de febrero, la Fiscalía ordenó detener a doce agentes por la participación en el asesinato de un grupo de migrantes en el estado de Tamaulipas. El crimen organizado se aprovecha de un Estado que no es capaz de asegurar la paz en su territorio para poder delinquir, en opinión del experto que no duda en hablar de «Estado fallido«. «Hay una gran descomposición a nivel estatal que hace que la pacificación total sea imposible«, recalca.

Te puede Interesar
Publican finalmente reglamento sobre el uso medicinal del cannabis en México

Crimen organizado

Si bien es cierto que la aprobación de la normativa supondrá un golpe para el narcotráfico, el Senado mexicano realizó un estudio en el 2016 cuyo resultado indicó que con la legalización del cannabis las pérdidas del narcotráfico estarían entre un 15 y 26% ya que la droga no es el único negocio de los narcos en México actualmente. El crimen organizado ya se había adelantado a esta situación después de que varios países comenzasen a aplicar normativas más laxas en relación a estas sustancias. Hace años que los narcotraficantes han diversificado su negocio. Ravelo habla de hasta 27 actividades delictivas distintas que van desde el robo de gasolina hasta el negocio de la construcción (una forma de blanquear dinero).

La norma fue recibida de forma muy positiva por los mexicanos, aunque el periodista duda mucho que vaya a conseguir eliminar el mercado negro de esta sustancia puesto que la venta ilegal, al ser más barata, seguirá existiendo. El debate ha llegado a su fin, después de llevar dos años en la agenda, y lo hace en un momento idóneo para las autoridades mexicanas. El país latinoamericano se encuentra en plena crisis por la falta de vacunas contra el covid, por lo que la discusión sobre la droga y la futura aprobación de la ley está sirviendo, según el periodista, para «sacar gas a la olla presión» en la que vive actualmente México.