Las muertes causadas por las drogas cada año se han duplicado en el mundo en la última década, hasta alrededor de medio millón de personas, mientras que el número de consumidores también se ha incrementado un 22 % en el mismo periodo, hasta un total de 275 millones.

El Informe Mundial sobre las Drogas de Naciones Unidas, difundido este jueves en Viena, estima que alrededor de medio millón de personas murieron en 2019 por causas directamente relacionadas con el consumo de drogas, una cifra similar a las de 2018 pero el doble que hace una década.

“DROGAS MÁS DAÑINAS”

Este aumento, según la ONU, apunta que “el consumo de drogas se ha vuelto más dañino” ya que hay más drogas disponibles y son más potentes.

Las drogas más letales son los opioides, como la heroína, responsables de muertes por sobredosis y vinculadas a enfermedades como el VIH o la hepatitis C.

Más de la mitad de las muertes totales se debieron a cáncer de hígado, cirrosis y otras enfermedades hepáticas crónicas derivadas de la hepatitis C.

El aumento de los fallecimientos se debe también al gran incremento de las sobredosis atribuidas al uso de opioides sintéticos como el fentanilo. Solo en EE.UU. se registraron en 2019 alrededor de 50.000 muertes por sobredosis por ese tipo de estupefacientes.

Te puede Interesar
Los ganadores y perdedores de la UNGASS

MÁS CONSUMIDORES

En el mundo alrededor de 275 millones de personas consumieron alguna droga en el último año, frente a los 226 millones que se calculó en 2010. Ese aumento del 22 por ciento se debió en parte al incremento en la población mundial.

Según esas estimaciones, alrededor del 5,5 % de la población de entre 15 y 64 años ha consumido drogas al menos una vez en el último año.

La droga más popular es el cannabis, con alrededor de 200 millones de consumidores, seguido por los opioides con 62 millones, mientras que de cocaína hay unos 20 millones de usuarios.

En el mundo se calcula que existen más de 36 millones de personas con problemas graves de drogadicción, un incremento importante desde los 30 millones calculados en 2016.

El consumo de drogas aumentará en el mundo un 11 por ciento, pero la mayor parte del incremento se producirá en los países con menos recursos.

Mientras que en África se calcula que hasta 2030 aumente en más de un 40 % el número de consumidores, de 60 a 86 millones, en Europa bajarán de 42 millones a 39. En América Latina también se calcula que se producirá una leve bajada, de 19 millones a 17.

La llegada de una nueva generación de drogas sintéticas más baratas, la expansión del uso de opioides como el tramadol en África y el aumento de la potencia de las drogas, se han conjugado para ofrecer una tendencia preocupante en los países con menos recursos.

Te puede Interesar
Energy Control se une al llamamiento internacional para replantear las políticas de salud pública para abordar el consumo de drogas

El tramadol es un potente analgésico de la familia de los opioides cuya producción y venta ilegal se ha disparado en África, donde está generando muchos problemas sanitarios.