En México y Paraguay las propiedades terapéuticas del cannabis y su reconocimiento oficial se abren paso jurídica y científicamente, aunque sigue siendo ilegal su uso “no medicinal” o recreativo

La Organización de Naciones Unidas (ONU) aceptó las propiedades terapéuticas del cannabis el 2 de diciembre de 2020, retirándola de la lista IV de la Convención sobre drogas de 1961, un espacio utilizado para las sustancias más perjudiciales. Lo cual son buenas noticias para los productores de América, ya que pueden impulsar cambios a nivel jurídico, científico e industria para México y Paraguay.

Fueron 27 países de la comisión de estupefacientes de la ONU quienes dieron un voto a favor de quitar la marihuana de la lista antes mencionada, mientras que se presentaron 25 votos en contra donde figuraban países como Brasil, Cuba, Rusia y China.  Cabe mencionar que a pesar de haberla retirado de la lista, la ONU sigue considerando ilegal su uso “no medicinal” o recreativo.

Es un cambio poco notorio para los más de 50 países que ya han adoptado los programas medicinales de cannabis hace más de dos décadas. En Canadá, Uruguay y en 15 Estados de EEUU han legalizado su uso recreativo, mientras que para los países que son los mayores productores de América México y Paraguay se encuentran en debate legislativo sobre el tema.

Te puede Interesar
Más de un centenar de ONG estiman que la política antidrogas de la ONU ha sido un "fracaso colosal"

Cabe mencionar que México es el principal productor de marihuana de América del Norte, entre el 50% y el 80% del cannabis que se vende de contrabando en EE.UU. es proveniente de México, su país vecino. Otra nación que juega un papel similar en Centroamérica y el Caribe, es Jamaica, aunque para América del Sur sería Paraguay, siendo el principal proveedor de cannabis de Brasil.

Una historia muy distinta se cuenta en España, ya que ahí se pueden comprar flores de cannabis por Internet. Por eso para los países donde aún existen políticas de drogas conservadoras supone un paso importante porque puede influir a varios niveles: legal, político, social, agrícola, científico, industrial y económico.

La marihuana se usa en los sistemas de salud

Sus usos medicinales van desde hace muchos años como es el ejemplo de Estados Unidos (1996), Canadá (1999), Israel (2001), los Países Bajos (2003), Suiza (2011), la República Checa (2013), Australia (2016) y Alemania (2017).

Legalización

Jamaica permitió el auto cultivo en 2015, portar unos 50 gramos y su uso para los religiosos rastafaris. Mientras que en Chile ya no se penaliza el auto cultivo y su consumo privado desde 2016, y en Brasil la agencia sanitaria dejó de considerarla una droga en 2019, pero se mantiene prohibida. En Argentina legalizaron el auto cultivo el año pasado, ya con una empresa estatal produciendo aceite de cannabis. Pero en Paraguay sigue siendo delito cultivarla, con una pena de 20 años de cárcel.

Te puede Interesar
La ONU acerca una posible regulación terapéutica del cannabis, aunque España insiste en que no hay evidencia científica

Mientras casi toda América prospera en la regulación del cannabis, en Paraguay sigue prohibida y detienen el acceso a las personas que la requieren para vivir. Con información de El país.