DEFENSORES y DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS – GMAF, OECCC, activistas de Canadá, Argentina, Chile, España, Uruguay y Viena, intervienen , una vez más, ante los Gobiernos de la ONU durante la CND 65 para denunciar ineficacia de prohibir el cultivo y consumo de Cannabis

En nombre de Defensores de Derechos Humanos, los y las que integran GMAF, OECCC y activistas de Canadá, Argentina, Chile, España, Uruguay Viena y otras organizaciones, fueron representadas a través de la voz del  abogado Hector Brotons, que intervino ante los embajadores de los Gobiernos, durante la CND 65, celebrada en la sede de la ONU de Viena. Estas organizaciones ya hablaron en el plenario de la CND 63 sobre la regulación del Cannabis, así como en la CND 64, por lo que esta intervención da continuidad al trabajo realizado en las anteriores.

La reclasificación del Cannabis en los Convenios fue una de las recomendaciones realizadas en la CND 63 y esto se cumplió, aunque desde entonces han aparecido avances, todavía queda mucho trabajo por hacer. Así, la intervención de Brotons señaló la mejora en programas de Cannabis Medicinal e investigaciones que han aumentado las evidencias científicas.  Por otro lado continúan en muchos países  los castigos, detenciones arbitrarias y discriminaciones a personas por la tenencia y autocultivo de su medicina. Al mismo tiempo, se usan criterios no científicos en la definición de Cannabis, ya que se consideran su flor como droga, sin usar el indice de psicoactividad, tal y como recomienda la ONU.

Te puede Interesar
Mil personalidades del mundo exigen a la ONU en una carta: no más guerra contra las drogas

Un punto clave de la intervención fue el autocultivo medicinal, así Brotons detalló que: “En este sentido, el orden eminentemente prohibicionista también genera problemas legales y de salud a usuarios medicinales del cannabis, sobre todo en el caso de aquellos que optan por autocultivar.

Hector Brotons en su comparecencia

Cuando el autocultivo, con seguimiento médico, ha sido regulado en distintos países, no tiene porqué ser inseguro y deber ser respetado como elección personal”.

También destacó que es necesario alinear las políticas públicas de Cannabis con la Agenda 2030, tal y como se detalla en el informe publicado realizado por estas organizaciones.

Por estos motivos denuncian la ineficacia de prohibir el cultivo y consumo de Cannabis, hacen 3 recomendaciones:

1 (Primero) Que se anule la fiscalización internacional del cannabis, profundizando en las recomendaciones de la OMS enfocadas a garantizar el acceso al cannabis para quienes lo necesitan, y proteger el derecho a la salud.

2 (Segundo) Que, desde las autoridades de fiscalización, cese inminentemente la represión, la criminalización y la estigmatización de las personas que usan cannabis, o que lo cultivan para ellos ( individual o colectivamente) amparados por sus derechos.

3 (Tercero) Que se incluya, en el programa de trabajo 2019- 2029, líneas sobre las políticas de cannabis desde la perspectiva de los derechos fundamentales y del desarrollo sostenible: – “Let’s put people at the center».