En noviembre de 2018, la ciudad californiana aprobó un impuesto de entre el 1 y el 5 % sobre los ingresos brutos de las empresas dedicadas a este sector

Los supervisores de San Francisco (California, EE.UU.) aprobaron la semana pasada por unanimidad un decreto para suspender el impuesto comercial al cannabis hasta el 31 de diciembre de 2022 para frenar la venta ilegal de dicha sustancia, informan medios locales.

En noviembre de 2018, la ciudad aprobó un impuesto de entre el 1 y el 5 % sobre los ingresos brutos de las empresas dedicadas a este sector, que estaba previsto que entrara en vigor a partir del 1 de enero de 2022.

«Condiciones peligrosas»

«Las empresas de cannabis crean buenos empleos para los habitantes de San Francisco y brindan productos seguros y regulados a sus clientes», explicó el supervisor Rafael Mandelman, autor de la legislación, en un comunicado.

«Lamentablemente, el mercado ilegal está floreciendo al rebajar los precios de los negocios legales, lo cual es malo para nuestra economía, ya que los negocios ilegales no pagan impuestos, mientras someten a los trabajadores a condiciones peligrosas y a los consumidores a productos peligrosos», añadió.

Por ello, considera que no es el momento de imponer un nuevo impuesto a las pequeñas empresas que recién se están estableciendo y tratan de competir con los operadores ilícitos.

¿Y ahora qué?

Desde la oficina de Mandelman citan un informe de una agencia gubernamental que revela que el aumento de las tasas de impuestos estatales sobre el cannabis está directamente relacionado con la venta ilegal de esa sustancia.

«Las empresas de cannabis, junto con muchos otros minoristas en San Francisco, están luchando bajo el peso del robo descontrolado de la venta al por menor», continuó. «San Francisco necesita hacer más para proteger estas empresas, sus empleados y sus clientes antes de que les impongamos un nuevo impuesto», defendió.

Te puede Interesar
¿Te pagan por fumar marihuana?

Mandel explicó que en cuanto la legislación entre en vigor, su oficina trabajará con las autoridades pertinentes para analizar los datos de la venta comercial de cannabis en la urbe con el objetivo de presentar una serie de recomendaciones sobre la tasa impositiva y la estructura para los minoristas de cannabis e implementar un nuevo plan para 2023.

Fuente