Las autoridades de Singapur han sancionado al nadador y medallista olímpico Joseph Schooling, después de que admitiera haber consumido marihuana cuando estaba en el extranjero y ya no podrá pedir permisos para entrenar o competir mientras realiza el servicio militar obligatorio de dos años.

Según explicó el Ministerio de Defensa en una nota publicada la noche del martes, debido a su «abuso de los privilegios» concedidos, Schooling «ya no será elegible para tomarse licencias o bajas para entrenar o competir mientras esté en el Servicio Nacional» de las Fuerzas Armadas.

Con la decisión, es probable que el nadador, oro olímpico en los Juegos de Río 2016 en 100 metros mariposa y actual dueño del récord nacional en ese estilo, se perderá los Juegos del Sureste Asiático de 2023 en Camboya, así como los Juegos Asiáticos en Hangzhou, China, también el año próximo.

El Ministerio precisó que la medida fue adoptada después de que Schooling, de 27 años, admitiera haber consumido cannabis el pasado mayo, cuando estaba en Vietnam para participar en los Juegos del Sudeste Asiático, aunque la cartera admitió que «las pruebas de orina para drogas controladas realizadas en el soldado Joseph Schooling dieron negativo».

«Las Fuerzas Armadas de Singapur (SAF) mantienen una estricta política de tolerancia cero hacia el abuso de drogas. El personal de servicio que dé positivo por abuso de drogas será imputado y condenado», insistió.

Te puede Interesar
Tailandia entregará un millón de plantas de cannabis a hogares de todo el país

«Los sospechosos o quienes hayan confesado haber abusado de drogas serán sometidos a un régimen de análisis de orina supervisado por SAF como parte del proceso de tratamiento y rehabilitación», agregó.

Además de someter a Schooling a ese cercano acompañamiento, el Ministerio de Defensa también ha remitido al nadador una «carta formal de advertencia» informándole de las «graves consecuencias» del abuso de drogas impuestas a todo el personal de las Fuerzas Armadas, cuya pena puede llegar a hasta nueve meses de detención.

Schooling confesó la víspera haber consumido marihuana en una publicación en su cuenta de Instagram, donde pidió públicamente disculpas por sus «acciones» y afirmó haberse tratado de un «momento de debilidad mientras atravesaba un duro periodo» de su vida.

«He demostrado mal juicio y lo siento. Cometí un error y soy responsable de lo que he hecho. Lo compensaré y corregiré lo que está mal. No os volveré a decepcionar», señaló el campeón olímpico en un mensaje subido en sus stories de la red social.

Singapur cuenta con una de las políticas antidrogas más draconianas del planeta, situando el mínimo para aplicar la pena capital, que se ejecuta mediante el ahorcamiento, en 15 gramos de heroína y 500 gramos en caso de marihuana.

Fuente Infobae

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.

Te puede Interesar
Activistas tailandeses se movilizan contra las patentes del cannabis médico