A partir de hoy las farmacias de la ciudad suiza de Basilea han comenzado a vender productos con cannabis, como parte de un proyecto piloto pionero en el país centroeuropeo que de dar buenos resultados podría extenderse a nivel nacional.

La venta por ahora está limitada a 374 voluntarios que se han ofrecido a formar parte del proyecto, que debía comenzar en septiembre de 2022 pero ha sido retrasado unos meses porque los productos que iban a ser comercializados no pasaron los iniciales controles de calidad, informó la televisión nacional RTS.
 
El estudio ha sido desarrollado conjuntamente por el departamento de sanidad de Basilea, la universidad de esta ciudad fronteriza con Alemania y Francia y otras instituciones, con el beneplácito del Ministerio de Sanidad suizo.
 
Los participantes en el estudio, de entre 18 y 76 años y entre los que hay 302 hombres, 66 mujeres y seis personas no binarias, podrán adquirir el cannabis en nueve farmacias seleccionadas, presentando su tarjeta de identidad.
 
El consumo de cannabis está prohibido en Suiza, pero estudios anteriores a la pandemia estimaban que al menos unas 200.000 personas lo consumen regularmente en el país, lo que según los defensores de la legalización alimenta el mercado negro, dificulta el control de calidad y supone un importante gasto en materia de seguridad.
 

Tabla de contenidos

Te puede Interesar
Suiza estudia rebajar sus leyes sobre el consumo de cannabis y marihuana

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.